<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=111048919232485&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Blog AgendaPro

Todo lo que tienes que saber sobre la carta de consentimiento informado

El consentimiento informado es un procedimiento para obtener permiso antes de realizar una intervención médica a una persona o para divulgar información personal. Un proveedor de atención médica puede pedirle a un paciente que dé su consentimiento para recibir terapia antes de proporcionarla o un investigador clínico puede pedirlo a un participante de una investigación antes de inscribir a esa persona en un ensayo clínico. El consentimiento informado se recolecta de acuerdo con las pautas de los campos de la ética médica y la ética de la investigación.


Se puede decir que se ha dado un consentimiento informado basado en una clara apreciación y comprensión de los hechos, implicaciones y consecuencias de una acción. El consentimiento informado adecuado se basa en el respeto a la dignidad de una persona.  Para dar su consentimiento informado, la persona en cuestión debe tener facultades de razonamiento adecuadas y estar en conocimiento de todos los hechos relevantes. 

Bajo ciertas circunstancias, se presentan excepciones al consentimiento informado. Los casos más frecuentes son las emergencias médicas donde se requiere atención médica inmediata para prevenir daños serios o irreversibles, así como en casos donde por razón de incapacidad de hecho o biológica, el sujeto no es capaz de dar o negar permiso para un examen o tratamiento.

El consentimiento puede estar implícito en las sutilezas habituales de la comunicación humana, en lugar de negociarse explícitamente de forma verbal o por escrito. En algunos casos, el consentimiento no puede ser posible desde el punto de vista legal, incluso si la persona manifiesta que realmente entiende todo y desea hacerse el procedimiento. También hay instrumentos estructurados para evaluar la capacidad de dar consentimiento informado, aunque actualmente no existe ningún instrumento ideal. 

Por lo tanto, siempre hay un grado en el que se debe asumir o inferir el consentimiento informado basado en la observación, el conocimiento o la confianza legal. En circunstancias médicas o formales, la norma es un acuerdo explícito por medio de la firma, que normalmente se basa en un documento con validez legal. 

Breves ejemplos de lo anterior:

  • Una persona puede aceptar verbalmente algo por miedo, presión social percibida o dificultad psicológica para expresar sentimientos verdaderos. La persona que solicita la acción puede creer que el consentimiento es genuino y confiar en ello. Aquí el consentimiento se expresa, pero no se da internamente. 
  • Una persona puede afirmar que comprende las implicaciones de alguna acción, como parte del consentimiento, pero de hecho no ha podido apreciar plenamente las posibles consecuencias y más tarde puede negar la validez del consentimiento por este motivo. La comprensión necesaria para el consentimiento informado está presente pero, de hecho (por ignorancia), no lo está. 

Consentimiento informado con formato electrónico

A medida que los centros médicos y hospitales continúan modernizándose, son cada vez más frecuentes  los procesos electrónicos de consentimiento informado, también conocidos como consentimiento con formato electrónico. El consentimiento informado digital ya ha sido probado e implementado en una variedad de hospitales en todo el mundo. Aunque el uso de la tecnología en el campo de la medicina es indetenible, algunos académicos especulan que el modelo de consentimiento informado electrónicamente puede afectar negativamente la relación médico-paciente al: (1) aumentar el paternalismo, (2) reemplazar la interacción cara a cara y (3) no abordar las necesidades individuales. Por otro lado, a pesar de todas las críticas que se han formulado contra el consentimiento informado electrónico, otros académicos también señalan beneficios potenciales como: (1) aumentar el conocimiento del paciente, (2) mejorar la interacción médico-paciente, y (3) crear una mayor aceptación del procedimiento de consentimiento informado electrónico.

Las claras ventajas, tanto económicas como administrativas, que tiene este procesamiento y almacenamiento digital de la documentación diaria, en cualquier clínica, está permitiendo este cambio en los procesos administrativos en este sector.

Además, si hablamos más específicamente sobre el consentimiento informado y las implicaciones legales que podría tener si no se respeta el procedimiento, es abiertamente necesario confiar en soluciones tecnológicas que cubran al médico en caso de quejas.

Si hay un incidente, aunque el consentimiento informado no exime al médico de negligencia médica, tendrían que proporcionar el documento firmado como prueba de que informaron adecuadamente al paciente de los riesgos potenciales y de que los aceptó expresamente.

De hecho, lo que es esencial sobre el documento de consentimiento informado es que la autenticidad de la firma se pueda probar, utilizando cualquier medio en el caso de que tenga que ser presentada ante el paciente o terceros, no su formato.

Con el fin de lograr esto los hospitales y centros médicos pueden recurrir a software creado por terceros que combine la adquisición de datos biométricos con la marca de tiempo para determinar cuándo se firmó el documento.

Al usarlo, el autor de la firma puede identificarse en caso de disputa y también puede garantizar la confiabilidad del contenido firmado, en otras palabras, que no ha sufrido ningún cambio o variación desde el momento en que fue firmado. 

La mayoría de los países promueve el que se contrate servicios de terceros independientes y confiables en los procesos de firma electrónica, que puedan generar evidencia legal reconocida,  como prueba en el caso de un juicio.

Ejemplo: 

CLÍNICA ATRIO

Fecha: 

CONSENTIMIENTO INFORMADO

Para satisfacción de los derechos del paciente, como instrumento favorecedor del correcto uso de los Procedimientos Diagnósticos y Terapéuticos. 

Don/ Doña __________________________________________________________
(paciente) o 

Don/ Doña __________________________________________________________ (Su representante) en pleno uso de mis facultades, libre y voluntariamente, 

EXPONGO: 

Que he sido debidamente INFORMADO/A por el profesional______________________________________________________________________,en entrevista personal realizada el día______________, de que es necesario que se me efectúe el procedimiento diagnóstico terapéutico denominado  __________________________________________________,

Que he recibido explicaciones tanto verbales como escritas, sobre la naturaleza y propósitos del procedimiento, beneficios, riesgos, alternativas y medios con que cuenta el consultorio para su realización, habiendo tenido ocasión de aclarar las dudas que me han surgido. 

MANIFIESTO: 

Que he entendido y estoy satisfecho/a de todas las explicaciones y aclaraciones recibidas sobre el procedimiento médico citado y OTORGO MI CONSENTIMIENTO para que me sea realizado el procedimiento terapéutico  __________________________________________________

Entendiendo que este consentimiento puede ser revocado por mí en cualquier momento antes de la realización del procedimiento. 

Fecha: 

_______________________________                   _____________________________

Persona que otorga el consentimiento Persona que otorga el consentimiento



¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!