<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=111048919232485&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Blog AgendaPro Estética

Productos para estética

A la hora de ofrecer un servicio completo a los clientes de nuestra estética debemos considerar todos los factores que intervienen. En ese sentido, encontramos no solo los conocimientos de nuestros trabajadores, nuestras instalaciones e infraestructura, sino también los productos que necesitamos para poder ofrecer un excelente servicio.

En todo caso, para asegurar los tratamientos de la mejor calidad posible, debemos asegurarnos que la mercancía que estemos comprando sean productos especializados para estética. Recuerda que un buen servicio fortalece automáticamente tu propuesta de valor y te diferencia de la competencia.

Por ello, la búsqueda de productos de buena calidad, precios accesibles y que se adapten a los servicios que ofreces en tu local puede ser complicado al principio, pero en el largo plazo valdrá la pena. Un buen lugar por el cual se puede comenzar es haciendo un catálogo de los artículos que actualmente tienes en el local y los que en un futuro pudiese necesitar. 

El orden es un factor necesario a la hora de crear el inventario de productos, de esta forma podrás contabilizar la cantidad de mercancía disponible y programar una próxima compra. Hacer grandes pedidos organizados y de gran cantidad de producto te ahorrará tiempo y dinero en el futuro.

A continuación, te explicamos más en detalle sobre los productos que debe contener el inventario de nuestra estética y otras consideraciones:

¿Qué productos debe considerar en el inventario? 

A la hora de crear el inventario debes pensar en todos aquellos productos con fecha de caducidad y que se acaben rápidamente. Por su parte, la maquinaria especializada no es necesario tomarla en cuenta ya que no debes reemplazarla cada cierto tiempo.  En ese sentido, es importante tomar en consideración productos que se deben cambiar con frecuencia y que son preferibles comprarlos en grandes cantidades, por ejemplo toallas o protectores de camillas.  

Con respecto a cremas, aceites y ese tipo de mercancía, es importante tener un control estricto sobre el momento de compra y sus fechas de vencimiento, de esta manera no se comprará producto que luego no será utilizado y representará una pérdida para el local. 

Para un sistema centralizado y que proporcione el control adecuado sobre el inventario de tu estética recomendamos tener una herramienta que permita agrupar y ordenar datos en un solo lugar, como un software personalizado. De esta manera no tendrás que estar revisando grupos individuales para decidir cuál es el mejor momento de hacer una compra. 

Descubre cómo mejorar la experiencia de tu cliente

¿Cómo organizar los productos que necesito en mi inventario?

En ese sentido, la forma más económica de organizar pedidos está anclada a dos factores: los proveedores y la cantidad de producto a pedir, los cuales te explicamos a continuación:

  • Los proveedores: Es ideal tener la menor cantidad de proveedores posibles, ya que esto abaratará costos. El escenario ideal es  encontrar un solo lugar en el que vendan la mayor cantidad de productos necesarios para tu estética. 

  • Cantidad de mercancía: Aquellos productos que se puedan pedir por grandes cantidades resultan más rentables para la compañía a largo plazo. Es preferible comprar grandes bultos de productos que puedan ser guardados y de esta forma solamente se tienen que hacer cierta cantidad de pedidos al año. 

En ese sentido, el trabajo de planificar compras y estructurar un inventario efectivo lleva cuidado y mucho detalle. Para ello, te recomendamos tener herramientas que te ayuden como un software personalizado, pues te ayudará a monitorear el stock de tu inventario en tiempo real.

Otras recomendaciones

En todo caso, también es fundamental que asignes a un encargado o responsable para esta área, pues recuerda que quedarse sin stock de uno o de varios de tus productos puede tener repercusiones graves en el funcionamiento del negocio e incluso imposibilitar prestar algunos servicios. De igual manera, se debe encontrar el punto medio entre proveedores responsables y económicos con productos de calidad ya que la necesidad de conseguir la mercancía al menor precio posible puede perjudicar el nivel de los tratamientos que se ofrecían anteriormente. 

En suma, viéndolo desde un punto de vista del cliente, es fundamental no encontrar incongruencias entre el servicio que se recibe en un momento y el que se obtiene ahora. Los tratamientos solamente se pueden mejorar pero no existe lugar para ofrecer una menor calidad por el mismo precio. Invertir en sistemas que mejoren la organización y el rendimiento de tu negocio es una estrategia pensada en el mejoramiento del servicio a corto y largo plazo. 

Nueva llamada a la acción

Artículos Relacionados

1. Ficha de clientes para tu estética, todo lo que necesitas saber.

2. Preguntas para una encuesta de satisfacción.

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!