robot da vinci

 

El robot Da Vinci es el instrumento quirúrgico más sofisticado existente. Está diseñado y fabricado por la empresa norteamericana Intuitive Surgical para reemplazar la cirugía tradicional con un procedimiento mínimamente invasivo. Este sistema le permite al cirujano realizar movimientos precisos y controlados a través de una pequeña incisión mediante el uso de tecnología robótica. Fue aprobado en el año 2000 por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos.

El sistema quirúrgico da Vinci consta de:

  • Una consola para el  cirujano diseñada ergonómicamente.

En la consola, el cirujano opera sentado cómodamente y con una imagen tridimensional y ampliada del interior del cuerpo, utiliza los controles maestros para manejar todos los instrumentos.

  • Un carrito de atención al paciente con cuatro brazos robóticos interactivos.

Integra los cuatro brazos que sostienen el instrumental con el que se interviene al paciente. De ellos, uno porta la cámara que transmite hasta la consola del cirujano las imágenes de la región anatómica interna que se va a intervenir. Los asistentes y personal de enfermería intercambian instrumentos y endoscopios en uno de los brazos robóticos según se necesite. 

  • Un sistema de visión de alto rendimiento e instrumentos patentados EndoWrist.

El cirujano visualiza el interior del paciente en tres dimensiones, como si estuviera dentro, gracias a un sistema de visualización estereoscópico de alta definición que permite ampliar la imagen para poder visualizar la anatomía microscópica cuando es necesario.

Usos del robot Da Vinci

  • Corazón

Desde 2004 se realizan tres tipos de cirugía cardíaca utilizando sistemas de cirugía robótica: 

Reparación de defectos del tabique auricular: la reparación de un orificio entre las dos cámaras superiores del corazón. 

Reparación de la válvula mitral: la reparación de la válvula que evita que la sangre regurgite hacia las cavidades superiores del órgano durante las contracciones del corazón.

Derivación de la arteria coronaria: redirige el suministro de sangre al evitar las arterias bloqueadas que proporcionan sangre al corazón.

  • Tórax 

La cirugía robótica se ha generalizado en la cirugía torácica para patologías pulmonares y más recientemente, cirugía esofágica compleja. 

  • Gastrointestinal

Se han realizado múltiples tipos de procedimientos con los sistemas de robot  da Vinci, incluida la cirugía bariátrica y la gastrectomía para el cáncer. Los procedimientos específicos que se han evaluado más a fondo, utilizando esta tecnología  son  específicamente  la cirugía para el tratamiento del reflujo gastroesofágico  y la miotomía de Heller para el tratamiento de la acalasia. 

  • Ginecología

La cirugía robótica se puede usar para tratar fibromas, períodos anormales, endometriosis, tumores de ovario, prolapso uterino y cánceres femeninos. Se realizan histerectomía por cáncer, histerectomía con linfadenectomía pélvica y paraaórtica, cáncer de cérvix, histerectomía radical con linfadenectomía pélvica y miomectomías.

  • Huesos

Los robots se usan en cirugía ortopédica. 

  • Columna vertebral

Desde  2014, ha habido muy pocos ensayos clínicos aleatorios para juzgar si la cirugía robótica de la columna es más o menos segura que otros enfoques. La aplicación de la robótica en la cirugía de columna se ha limitado principalmente a la inserción del tornillo pedicular para la fijación de la columna vertebral.  

  • Cirugía de trasplante

Los primeros trasplantes de riñón completamente robóticos se realizaron a fines de la década de 2000. 

  • Cirugía General

Cáncer colo-rectal (recto bajo), cirugía esofágica: miotomía de Heller, cáncer de esófago, fundoplicaturas, cirugía hepato-bilio-pancreática, esplenectomías.

  • Urología 

Prostatectomía radical y pieloplastia. 

Ventajas del sistema quirúrgico da Vinci

Para el cirujano: 

  • Precisión, destreza y control durante la cirugía.
  • La capacidad de ejecutar incisiones de 1-2 cm versus incisiones más largas. 
  • El sistema da Vinci representa un adelanto notable con respecto a la laparoscopía convencional, en la que el cirujano opera mientras está de pie y utiliza instrumentos manuales de mango largo, que no se pueden doblar ni rotar. Con la laparoscopía convencional el cirujano debe mirar hacia arriba y lejos de los instrumentos a un monitor de video 2D cercano, para ver una imagen de la anatomía a operar. El diseño ergonómico del sistema da Vinci le permite al cirujano operar desde una posición cómoda y sentado en la consola, donde el cirujano para mover los instrumentos o reposicionar la cámara, solamente tiene que mover sus manos.
  • El posicionamiento laparoscópico de la cámara también es significativamente más estable con menos movimientos involuntarios bajo controles robóticos en comparación con la asistencia humana en la cirugía tradicional. 
  • Al proporcionar a los cirujanos una visión superior, mayor destreza, mayor precisión y comodidad ergonómica, el sistema quirúrgico da Vinci hace posible que más cirujanos realicen procedimientos mínimamente invasivos que involucran disección o reconstrucción compleja y delicada. 

Para los pacientes: 

  • Debido al uso robótico, la cirugía se realiza con precisión, miniaturización, incisiones más pequeñas, disminución de la pérdida de sangre, menos dolor y un tiempo de curación más rápido. 
  • Gracias a estas técnicas, hay una reducción en la duración de las hospitalizaciones, la pérdida de sangre, las transfusiones y el uso de analgésicos. La técnica de cirugía tradicional  tiene muchos defectos, como acceso limitado al área quirúrgica, tiempo de recuperación prolongado, largas horas de operación, pérdida de sangre, cicatrices quirúrgicas y marcas. 
  • En todo el mundo hay más de 1.700 sistemas da Vinci instalados en hospitales y más de 775,000 pacientes  han tenido un procedimiento da Vinci.

Desventajas del sistema quirúrgico da Vinci

  • Los costos del robot oscilan entre $ 1 millón y $ 2.5 millones por cada unidad y por tanto el costo de los procedimientos quirúrgicos es más alto que con la cirugía tradicional. En 2007 en Estados Unidos el rango de costo por procedimiento era de $5,607 a $45,914. 
  • Se necesita capacitación quirúrgica adicional para operar el sistema. Se han realizado numerosos estudios de viabilidad para determinar si la compra de dichos sistemas vale la pena. Los cirujanos informan que, aunque los fabricantes de dichos sistemas brindan capacitación sobre esta nueva tecnología, la fase de aprendizaje es intensiva y los cirujanos deben realizar entre 150 y 250 procedimientos para convertirse en expertos en su uso. Durante la fase de entrenamiento, las operaciones mínimamente invasivas pueden tomar hasta el doble de tiempo que la cirugía tradicional, lo que lleva a la utilización de quirófanos y al personal quirúrgico que mantiene a los pacientes bajo anestesia, durante períodos más largos. 
  • Los robots también pueden ser muy grandes, tener limitaciones de instrumentación y puede haber problemas con la cirugía de varios cuadrantes, ya que los dispositivos actuales se usan únicamente para la aplicación de un solo cuadrante. 
  • Los críticos del sistema, incluido el Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos, dicen que hay una curva de aprendizaje abrupta para los cirujanos que adoptan el uso del sistema y que faltan estudios que indiquen que los resultados a largo plazo son superiores a los resultados de  la cirugía laparoscópica tradicional. 
  • Las complicaciones relacionadas con las cirugías robóticas van desde tener que volver a operar  a los pacientes, lesión permanente, daño a las vísceras y daño a los nervios. De 2000 a 2011, de 75 histerectomías realizadas con cirugía robótica, 34 sufrieron lesiones permanentes y 49 sufrieron daños en las vísceras. En una variedad de especialidades las cirugías muy mínimas realizadas con cirugía robótica tuvieron que ser  realizadas nuevamente porque  la mayoría sufrió algún tipo de daño y / o lesión. 
  • Es importante que las complicaciones se capturen, informen y evalúen para garantizar que la comunidad médica esté mejor informada sobre la seguridad de esta nueva tecnología. 

Conoce más sobre Da vinci en este vídeo del instituto de cirugía robótica :

 

Déjanos tu comentario