AdobeStock_49836677

La elaboración de un plan de crecimiento es fundamental dentro de todo negocio. Más allá del área económica o industria en la que te desempeñes, estructurar cómo dar el siguiente paso de forma estratégica y adaptada a la naturaleza de tu negocio no solo asegurará su sostenibilidad en el futuro, sino también grandes beneficios perceptibles tanto en el mediano como en el largo plazo.En pocas palabras, un plan de crecimiento es un documento en el cual se incluyen los objetivos que un negocio quiere alcanzar y las estrategias necesarias para lograrlos. Asimismo, contempla los factores que pueden influir en el logro de estos objetivos, así como el monitoreo y seguimiento de resultados.

Los salones de belleza han ido evolucionado a lo largo del tiempo. Más allá de ser negocios artesanales o con poca durabilidad, este tipo de negocio ha sabido adaptarse a los cambios a lo largo de los años y no está exento de las recomendaciones y estrategias que pueden aplicarse a cualquier negocio, como por ejemplo planes de marketing y planes de crecimiento.

Asimismo, la importancia por mantener una buena apariencia física y la preocupación por el cuidado personal son dos factores claves que han permitido el crecimiento de los salones de belleza a lo largo del tiempo. Al ofrecer un tipo de servicio tan personal e íntimo, es clave que sepamos no solo cómo ofrecer lo mejor sino cómo sostener esta situación a lo largo del tiempo.

Es posible dar un paso más allá con tu peluquería sin poner en riesgo tu flujo de caja ni tu credibilidad o estabilidad que ya has logrado conseguir. Sin importar cuántas áreas manejes dentro de tu peluquería (spa y masajes, depilaciones, manicure y pedicure, entre otros) ni su tamaño, elaborar un plan de crecimiento es una herramienta útil y necesaria para tu desarrollo como empresa.

Si buscas que tu salón de belleza crezca en una o varias áreas de negocio, sigue estos pasos para elaborar un plan de crecimiento sostenible y efectivo:

 

Analiza la situación actual de tu negocio

 

Debes conocer la situación real de tu negocio. Identifica la etapa en la que se encuentra: si está recién inaugurado o, por el contrario, tiene varios años establecido en el mercado. Cualquier escenario que tengas, analiza con cuidado la presencia de competidores y el comportamiento de tu mercado, como por ejemplo cuáles son los servicios que más vendes y la competitividad de tus precios. Por otro lado, analiza también tu situación interna con respecto a tus trabajadores, clientes y gestión de operatividad.

 

Define objetivos

 

Una vez que tengas conocimiento del panorama actual de tu negocio, pregúntate qué quieres lograr: aumentar ventas, aumentar número de clientes, abrir una nueva sucursal, ofrecer un nuevo servicio, entre otros. Este paso es fundamental para que puedas fijar tus objetivos, los cuales deben ser concretos, medibles y deben contar con un plazo de tiempo para su evaluación periódica y cumplimiento.

 

Elabora estrategias

 

Luego de saber tus objetivos, en qué tiempo planteas lograrlos y analizar su factibilidad de cumplimiento, planifica estrategias que  te ayuden a conseguirlos. Si buscas aumentar tu clientela o ventas al final de mes.

 

Establece un presupuesto

 

Es importante que puedas cumplir tu plan de crecimiento sin alterar tus propias expectativas o perjudicar tu flujo de caja. Establece cuál será el porcentaje de ventas o de inversión que dedicarás para tu plan de crecimiento y monitoréalo constantemente.

 

Mide, analiza y realiza seguimiento de tus resultados

 

Debes realizar seguimiento de tu plan y medir los resultados de forma periódica. Si bien te has fijado un plazo para el cumplimiento de tus objetivos, fija revisiones periódicas donde puedas analizar cómo han funcionado las estrategias que implementaste. Llevar un monitoreo de tus resultados  te permite no solo prevenir riesgos sino adelantarte a plantear cambios que sean necesarios. Recuerda que, aunque tengas estrategias fijadas, el mercado es dinámico y debes tener capacidad de adaptarte a los cambios.

Finalmente, acompaña este proceso con herramientas tecnológicas que te faciliten a ejecutar tu plan de crecimiento de forma más eficiente. Contar con un software personalizado a la naturaleza de tu salón de belleza que te permita gestionar información y datos de clientes, citas, pagos e incluso gestionar campañas de marketing sin duda será un apoyo fundamental durante esta etapa. Recuerda que requieres tiempo para planificar y ejecutar, por lo que debes ocupar la menor cantidad de  tiempo en labores de operatividad diaria.

¡Anímate! Dar el próximo paso puede sonar un poco abrumador, pero con planificación y acompañándote con las herramientas necesarias, el camino será todo un éxito.







Por Valentina Montes en febrero 6, 2019

Déjanos tu comentario