<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=111048919232485&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Blog AgendaPro

Cómo hacer tu currículum vitae si eres médico

En la actualidad, todos los profesionales se encuentran en un mundo altamente competitivo. En ese sentido, no basta con tener estudios en nuestra área de experticia o reunir muchos certificados de conocimiento académico, sino que es fundamental aprender a diseñar nuestro currículum vitae de manera tal que sea atractivo para los reclutadores. De esta manera, podremos encontrar mejores oportunidades laborales. La clave está, por supuesto, en cómo te vendes y la forma en la que das a conocer tus ventajas competitivas en el mundo laboral.

Estas consideraciones aplican para todos los profesionales. Sin embargo, en el caso específico de los médicos, hay varios aspectos que debemos tomar en cuenta. Si bien estos profesionales suelen tener suficientes estudios, no es suficiente contar con créditos académicos para destacarse en el mercado. De igual forma, si es un médico recién graduado, conseguir el primer trabajo puede ser todo un reto.


En todo caso, el currículum vitae es la nueva carta de presentación donde debemos señalar no solo nuestra certificación académica sino también señalar nuestra experiencia laboral previa. En el caso de los médicos y profesionales de salud, conviene incorporar información sobre seminarios y congresos, habilidades blandas, idiomas y otros útiles dependiendo de la especialidad o del campo laboral del profesional que te señalaremos en el próximo apartado

Recomendaciones para un currículum vitae medico

A continuación, te comentamos algunas entradas fundamentales para que tengas una idea práctica a la hora de sentarte a armar tu currículo:

  • Formato: El formato más recomendado para un CV médico es el cronológico inverso, es decir, tus últimas experiencias laborales van al comienzo del currículum para luego ir describiendo tus anteriores trabajos, al igual que con los estudios realizados, es mejor que comiences con el post-grado que acabas de terminar y no con los estudios de secundaria, por ejemplo. 

  • Información: Aunque sabemos que los currículum vitae de los médicos pudieran ser más extensos que los currículos de otras profesiones, evitemos extender demasiado la información que demos. En la actualidad no son tantos los minutos que recursos humanos destina a leer completamente los currículum, vivimos la era de la inmediatez, por lo que sintetizar la información lo mayor posible para no exceder las dos páginas es una estrategia efectiva para los médicos.

  • Vocabulario: En la medicina se utilizan palabras científicas y terminologías muy específicas. En ese sentido, emplear dentro de nuestro CV médico dichas terminologías harán que el reclutador se sienta interesado por nuestro perfil. Tenemos que darle sentido de seguridad a nuestro perfil para hacer ver nuestras capacidades adquiridas. Algunos de los verbos más utilizados son: evaluar, calmar, cuidar, operar, comprender, entender. Son palabras envolventes que llevaremos a cabo con nuestros pacientes. Por otra parte, las terminologías serían algo del estilo: Infección, morfologías, traumatismos, incisiones, biopsia, remisiones, entre otros.

  • Capacitación: Además de especificar la educación que hayamos cursado, es importante señalar la capacitación que la experiencia nos haya dado, ¿de qué somos capaces? ¿cuántos pacientes en promedio atiendes al día? ¿alguna situación que desees mencionar donde hayas estado involucrado? Estos detalles siempre generan en el reclutador curiosidad por lo que podrían ganarnos una entrevista fácilmente.

  • Publicaciones y otras actividades: Estos profesionales suelen realizar publicaciones, escriben libros, artículos académicos, imparten cursos especializados en sus materias o, incluso, dan clases en alguna universidad. Si hemos realizado alguna de estas acciones, debemos mencionarlas en el CV médico en una sección aparte, así demostraremos nuestras capacidades adicionales a la praxis médica.

  • Investigaciones, congresos o seminarios: Aún sin haberlo publicado en algún libro, los médicos hacen investigaciones personales o grupales en sectores rurales, o sobre alguna epidemia que se haya presentado en un país. De haberlo realizado, también debemos explicarla detalladamente en el CV médico, cuáles fueron los resultados, el grupo de estudio o instituto de investigación responsable. De igual manera, si el profesional asistió o participó en algún seminario o congreso relevante, debemos incluirlo. Sin embargo, debemos evitar incluir absolutamente todos los congresos y seminarios asistidos. Por el contrario,  conviene dejar solo aquellos relevantes para el perfil profesional que queremos construir.

  • Idiomas, intereses y habilidades blandas: Así como en otras áreas profesionales, es conveniente que los médicos incluyan los idiomas extranjeros de los que tienen conocimiento, bien sea este básico, avanzado o profesional. De igual manera, incluir certificaciones de idiomas es conveniente. 
    Por otro lado, es conveniente incluir también los intereses (áreas de trabajo en las cuales el profesional quiere incursionar o se ha interesado en sus últimos años) así como habilidades blandas, tales como oratoria, trabajo en equipo, creatividad. Seamos conservadores y sinceros con esta información: reconozcamos cuáles son las que realmente podemos aplicar y son útiles para nuestro desempeño profesional

  • Referencias: Aunque sea un elemento no distintivo de los CV médicos, debido a que todos los profesionales deben publicar en su CV las referencias laborales, en la medicina también es importante destacar 2 o 3 contactos directos en el área, a quienes los reclutadores puedan contactar para saber más de nosotros. Por ejemplo, si tuvimos compañeros en las investigaciones o publicaciones que realicemos, o en los años de residencia en el hospital, tenemos que agregarlos en esta sección.

Recomendaciones adicionales

Si bien los currículos incluyen una gran cantidad de información, no se recomienda que la extensión del mismo sea de más de dos (2) páginas. Si necesitas ayuda o no sabes cómo diseñarlo, en sitios web como Canva puedes encontrar plantillas gratuitas que puedes personalizar. Por otro lado, recomendamos siempre enviar el documento en formato PDF y no en Word u otro formato editable, pues este último no es tan atractivo para nuestro reclutador. No olvidemos además incluir nuestros datos personales al principio del CV.

En suma, redactar tu currículo es una tarea muy importante para ingresar en el campo laboral. Asegúrate de incluir todos las consideraciones anteriores.

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!