<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=111048919232485&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Blog AgendaPro

Contabilidad para médicos o clínicas

La contabilidad es una herramienta fundamental para cualquier negocio, pues sabemos que cuando controlamos nuestro flujo de caja y, por ende, sabemos exactamente cuáles son nuestros ingresos y egresos, podemos planificarnos de mejor manera para cumplir nuestros objetivos como negocio. 

En el caso específico del negocio de la salud, es fundamental tener un servicio de contabilidad que permita tener registros ordenados de los gastos e ingresos del lugar, bien sea para clínicas o para consultorios independientes. Además, de esta forma serán capaces de ajustar precios de manera que cubra el mantenimiento del centro de salud y que aún sea accesible para los pacientes. 

El sistema contable variará dependiendo de cada clínica y tomará en cuenta aspectos como tamaño, cantidad de pacientes atendidos, especialidades y trabajadores. Sin embargo hay algunos factores claves que se deben tomar en consideración en cualquier clínica o consulta privada. A continuación, te explicamos algunos detalles importantes:

Factores fundamentales a considerar 

Para tener bien estructurado un sistema contable en el que se consideren todos los aspectos de la práctica profesional, se recomienda tener sistemas automatizados que se encarguen de esto y que además funcionen como una base de datos en la que la información de pacientes, proveedores y trabajadores esté centralizada. Un software personalizado, por ejemplo, permite no solo monitorear el flujo de caja de tu clínica o consultorio sino que además emite reportes y otros datos importantes para medir el desempeño financiero de forma periódica.

De igual manera, para el control exitoso de la contabilidad de tu empresa, la herramienta o el software que escojas debe cumplir con los siguientes requisitos: 

  • Registro de información de los pacientes: En esta parte está el historial de citas de cada persona, sus pagos e información vital del seguro en caso que aplique. Esta información se puede ordenar por distintas categorías dependiendo de la comodidad del centro de salud. 

  • Registro y control de información administrativa: Aquí se verá reflejado todos los datos administrativos de la clínica. Incluye gastos como pagos, nómina e información de trabajadores y proveedores de servicios. 

  • Estados financieros y reportes de rendimiento: Debe ser visible para el personal entrenado un resumen del desempeño de la clínica y datos primordiales como el costo por paciente dentro del centro de salud ya que son principios vitales a considerar en la hora de cobrar el servicio. 

Consulta especialistas 

La medicina tiene especialistas que se encargan de estudiar una parte específica del cuerpo humano, la contaduría igual. Hay profesionales especializados en el manejo contable de médicos y clínicas. El sistema de salud es un área en la que hay que tener un manejo exacto de los número para evitar cometer un error que puede costar mucho tiempo o dinero de arreglar. 

Es por ello que se recomienda, más allá de consultar especialistas, invertir en un sistema de contabilidad automatizado que permita un manejo de datos centralizado y automático desde cualquier computadora con el mismo sistema. Esto permitirá que los empleados de algún centro de salud se especialicen en el uso de una plataforma en específico en la cual estará guardada la información de clientes, proveedores, aseguradoras, trabajadores y mucho más. De igual forma, la consultoría a profesionales de contabilidad no es un recurso que debamos omitir, por cuanto siempre habrá incidencias que debamos solventar: bien sea por el pago de impuestos u otros costos asociados a la zona geográfica en la cual opera nuestro negocio.

En suma, el éxito de un centro de salud o una práctica privada es la organización en los datos de los clientes y de la información financiera. Una vez que se controla de manera adecuada el flujo de caja, podemos garantizar el cumplimiento de los insumos necesarios para ofrecer un buen servicio; esto se traduce, pues, en un mejor desempeño y, por ende, en fidelización de tus pacientes. 

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!