AdobeStock_107624905

Una vez que tenemos nuestro negocio establecido, crear un plan de crecimiento es una de las principales tareas que debemos tener en consideración dentro de la planificación estratégica de nuestra empresa. Si bien las ganancias pudieran parecer estables y que hemos alcanzado un óptimo de funcionamiento, elaborar un plan de crecimiento puede permitirte a dar un paso más allá en tu área de negocio de forma segura y planificada.

 

Sin importar el área en la que te desempeñes o la magnitud de tu negocio, elaborar un plan de crecimiento te da la oportunidad de adaptarte a cambios ya sea dentro del mercado o dentro de la economía en la que desempeñes tu actividad, sin ver afectados de forma negativa tus resultados.

 

En síntesis, un plan de crecimiento es un documento que contiene los objetivos de tu negocio frente a la oportunidad y necesidad de crecer. Establece las estrategias a seguir para lograrlos, teniendo en cuenta una serie de factores que te permitirán evitar errores durante su ejecución.

 

Los centros de estética no son la excepción a la norma en cuanto a la importancia y necesidad de crear e implementar un plan de crecimiento. Concretamente, la presencia de barberías en el mercado actual sigue en boga y tiene proyecciones de crecimiento positivas, por lo que debemos responder de forma estratégica ante las circunstancias.

 

A continuación, te presentamos los pasos que debes seguir para elaborar un plan de crecimiento para tu barbería::

 

Fija tus objetivos

 

En primer lugar, pregúntate qué quieres lograr tanto a corto como a mediano y largo plazo. Visualiza tu barbería de forma integral, contempla todas las aristas presentes y plantea de forma breve hacia dónde quieres llegar. Por ejemplo: quieres aumentar tus ventas, captar nuevos clientes, incorporar nuevos servicios en tu oferta de valor, contratar nuevos trabajadores o abrir una nueva sucursal, entre otros.

 

Luego de que tengas la idea de lo que quieres alcanzar, plantéate si estos objetivos son realmente logrables. Para ello, debes ser muy concreto al formularlos; cada objetivo debe ser alcanzable y, sobre todo, medible y tener un plazo para lograrlo. Por ejemplo, si uno de tus objetivos es aumentar ventas, pregúntate: ¿Qué porcentaje de aumento quiero lograr? ¿Es una meta muy ambiciosa o corresponde con la naturaleza del mercado y de mi negocio en sí? ¿Puedo medir estos avances? ¿En qué tiempo soy capaz de realizar esto? Estas son algunas interrogantes que pueden ayudarte en esta primera etapa.

 

Busca y establece estrategias

 

Una vez fijados tus objetivos, debes formular las estrategias que implementarás para lograrlos. Continuando con el ejemplo anterior, si tu objetivo es aumentar ventas y clientes, pregúntate qué herramientas puedes utilizar para lograrlo. Por ejemplo, puedes evaluar implementar promociones o descuentos así como campañas de marketing gestionadas a través de un CRM.

 

Tus estrategias deben tener un plan de acción concreto y que responda de forma específica al objetivo que te has planteado previamente.

 

Prevé riesgos

 

Un buen plan de crecimiento debe tener en consideración que los riesgos o problemas pueden existir. Considera todos los factores que puedan afectar el crecimiento de tu barbería, como por ejemplo la aparición de nuevos competidores en tu mercado, cambios en los patrones de consumo o variaciones en tu entorno, como nuevas legislaciones o regulaciones.

 

Fija un presupuesto y averigua la inversión que necesitas

 

No importa cuál sea la magnitud de tu plan de crecimiento, debes analizar qué inversión necesitas para llevar a cabo tus objetivos sin perjudicar tu flujo de caja. Analiza tu capital disponible a utilizar en esta etapa de crecimiento, fija un presupuesto y, de ser necesario, busca inversores.

 

 
Mide tus resultados y avances

 

Recuerda que aquello que no podemos medir no puede gestionarse ni mejorarse. Fija una revisión periódica para evaluar cómo van tus objetivos, elabora reportes que puedan permitirte saber con propiedad hacia dónde estás apuntando y, de ser necesario, realiza ajustes a tus estrategias en el camino.

 

Por último, tener herramientas que se encuentren en la vanguardia tecnológica que te apoyen a cumplir tus objetivos fijados en tu plan de crecimiento es fundamental. Por citar un ejemplo, resulta más sencillo poder planificar y ejecutar mejor tus planes si no tienes que preocuparte por la operatividad diaria, como la gestión de citas de tus clientes o control de pagos. Un software personalizado puede ayudarte con este y otros aspectos fundamentales en la operación de tu barbería.

 

Aunado a ello, un software que te permita enviar campañas de marketing, comunicarte con tus clientes de forma personalizada y llevar un control centralizado de toda la documentación de tu barbería, resulta esencial para su óptimo funcionamiento y evitar cuellos de botella en la operatividad.

 

Bríndale la importancia y atención que este paso tan crucial dentro del proceso  de formación que todo negocio amerita. Sigue nuestras recomendaciones y anímate a llevar a tu negocio a otro nivel.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Valentina Montes en febrero 7, 2019

Déjanos tu comentario