<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=111048919232485&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Blog AgendaPro

Diferencias entre hospital, clínica y sanatorio

Es común escuchar en muchas personas cuando presentan un malestar en su cuerpo y se sienten mal de salud decir “voy al hospital”, “voy a la clínica”, con la firme convicción de que ambos términos tienen el mismo significado y no es así. Por eso hoy te contaremos en este artículo cuáles son las diferencias entre estas tres instituciones: hospital, clínica y sanatorio, para que lo tengan en cuenta la próxima vez que pronuncien esas frases.

¿Qué es un hospital?

El hospital es un establecimiento destinado al diagnóstico médico y al tratamiento de las personas que presentan una enfermedad y en la que frecuentemente se practica la investigación y la docencia. Proporcionan todo tipo de asistencia médica, operaciones quirúrgicas de alto riesgo y leves. También ofrecen estadía para los pacientes y el personal presta asistencia en todo momento, en pro de su recuperación.

Depende principalmente del Estado, el cual es garante del derecho a la salud de los ciudadanos y su derecho a la vida. Deben estar ubicados en varios rincones de un país para ofrecer atención a esa población de bajos recursos, que se les hace difícil costear una clínica.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el hospital es parte integrante de una organización médica y social, cuya misión consiste en brindar a los ciudadanos una asistencia médico sanitaria, completa, con el fin de prevenir males y curarlos.

En su equipo, incluye a muchos profesionales diferentes como: médico responsable, residentes y estudiantes de Medicina. Especialistas en las distintas ramas, personal de Enfermería titulado, auxiliares de enfermeros, entre otros.

¿Por qué se llama hospital?

La palabra tiene su origen en “hosped”, que es igual a “huésped” y después derivó en “hospitalis”. Hace muchos años atrás o en la antigüedad, se refería a un lugar donde se hacían labores de caridad y se brindaba asistencia a las personas pobres y ancianos con necesidad de altos cuidados.

¿Qué es una clínica?

Una clínica es cualquier centro de salud de carácter privado, que ofrece múltiples servicios dedicados a la atención de los pacientes. Se realizan diagnósticos y tratamientos a las personas que presentan un malestar de salud o enfermedad de gravedad. Su principal característica es que suelen ser muy modernas y cuentan con equipos de alta tecnología, complejidad y de última generación, destinados a detectar los diagnósticos en cada individuo.

De acuerdo al Diccionario de la Real Academia Española (RAE), el término puede aludir a esos establecimientos que atienden casos ambulatorios de personas y también a los quedan internados en el lugar.
En ese sentido, podemos decir que en medio de las diferencias entre hospital y clínica está la “Titularidad”: el primer establecimiento suele ser privado, en cambio el hospital siempre es público o, incluso, mixto.

¿Qué es un sanatorio?

Se conoce como sanatorio al establecimiento que está dispuesto para la estadía de personas enfermas, que necesitan ser sometidos a tratamientos médicos o quirúrgicos. Por tal motivo, lo acondicionan totalmente para este fin y su principal tarea es curar y asistirlos.

Hay que destacar que existen sanatorios especializados en determinadas enfermedades como tuberculosis, porque quienes la padecen necesitan estar alejados de las masas urbanas, para reducir el riesgo de contagiar a otros. También hay que nombrar a los dedicados en casos mentales o psiquiátricos. Y otros destinados a una población determinada como, por ejemplo, los militares que han estado en zonas de conflictos y esos maltratos que recibieron son allí atendidos.

Diferencias entre hospital, clínica y sanatorio

Ahora sí, ya estamos listos para enumerarte las diferencias entre hospital, clínica y sanatorio:

  • El hospital es el centro elegido por la mayoría de personas ante una emergencia médica. Para ser atendidos urgentemente ante un dolor que no pueden controlar. En caso de sufrir accidentes de tránsito o caseros.

  •  Costo. Normalmente cuando un paciente necesita atención y no cuenta con los recursos económicos necesarios acude a un hospital (donde es gratuito). Se diferencia de la clínica, porque en ésta sí hay que pagar por los servicios generados y honorarios de los profesionales, bien sea por la persona o una compañía de seguro.

  • Horario. Un hospital permanece abierto las 24 horas al día, mientras que la clínica si es más estricta en este sentido y el tiempo para la atención es limitada. En algunos casos ya existen las que abren por tiempo completo.

  • Tanto en la clínica como en el hospital, los pacientes pueden acudir a recibir su diagnóstico y tratamiento indicado por el profesional de la salud. Además contar con el servicio de estadía.

  • Los sanatorios están diseñados para que los pacientes tengan una larga estadía o permanencia en dicho lugar. En esto se diferencia de la clínica, donde se especializan más en tratamientos ambulatorios.

  • Es muy común ver que los hospitales cuentan con instalaciones o espacios más grandes que el de las clínicas. Esto pasa así porque además de prestar servicios ambulatorios su fuerte es el ingreso de personas enfermas.

  • Los hospitales se utilizan como centros de finalización para la formación de los médicos. Por esa razón, existe la figura del “residente”, la cual no es común ver en las clínicas.

  • El hospital está a disposición del paciente las 24 horas y los médicos laboran bajo la implementación de guardias por turnos (diurnos-nocturnos).

  • Las clínicas son suministradas por sus propios dueños y socios.

  • Los hospitales son instituciones públicas y son abastecidos por un grupo de entidades competentes, que son designadas por el Gobierno correspondiente a cada país.

Conclusiones

Si bien existen diferencias entre clínica, hospital y sanatorio, hay algo que prevalece por encima de ellas y es el objetivo principal de todas: son instancias médicas las cuales tienen como tarea que los pacientes obtengan una atención de acuerdo a las necesidades básicas de diagnóstico, cuidado o prevención de las distintas enfermedades que puedan aparecer.

Siempre será decisión de la persona enferma y su núcleo familiar más cercano tomar la decisión (según su disponibilidad económica o recursos monetarios) si acude a un hospital o a una clínica privada para recibir atención a su emergencia o consulta médica.

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!