AdobeStock_107624905

Nada más emocionante y vertiginoso que tener su propio negocio, y disfrutar de la independencia y regalías de emprender. Sin embargo, el camino del emprendimiento tiene sus costos y a la hora de poner en marcha tu barbería será necesario que consideres un sin número de tareas para lograr el anhelado éxito de tu negocio. 

Muchos cometen errores debido a la inexperiencia de montar un negocio y se dejan llevar por el entusiasmo y optimismo de ser independientes. La clave para evitar esto es contar con plan de negocio sólido, que no solo te servirá para llevar el control de tu negocio, sino que también será la carta de presentación a la hora de pedir un préstamo o para buscar socios. Acá te dejamos algunos tips para que no cometas los clásicos errores: 

1.- Mala planificación  del presupuesto: un error común es hacer el plan financiero sin tener en cuenta las necesidades a mediano plazo. Y esto implica saber cuándo reinvertir o no en el negocio. Un error común es no saber planificar las necesidades de inversión, ya que debe existir un equilibrio entre la inversión y el ahorro de utilidades. 

2.- Adquirir deuda: es natural solicitar préstamos para abrir tu negocio y financiarlo de tu  propio bolsillo. Pero cuidado, un mal cálculo entre los ingresos y el pago de la deuda, podría causar estragos en tu barbería.

3.- Mezclar las finanzas personales y las del negocio: es un típico error usar las ganancias del negocio para  las compras personales. En este mismo sentido es necesario que te asignes un sueldo fijo para mantener por separado las finanzas de la empresa, de los gastos personales.

4.- Pocas opciones de pago para sus clientes: es necesario contar con múltiples alternativas de pago, ya que así otorgarás mayores incentivos para que el cliente regrese a tu barbería, ya sea para tomar alguno de tus servicios o comprar su producto.

Por Claudia Evans en diciembre 6, 2018

Déjanos tu comentario