enarm

El Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas (ENARM) es una evaluación que se realiza anualmente en México para seleccionar a profesionales de esta área para realizar cursos de especialización médica dentro del territorio mexicano. El examen es aplicado y regulado por la Comisión Interinstitucional para la Formación de Recursos Humanos para la Salud (CIFRHS), organismo que coordina las instituciones educativas y de salud requeridas por el Sistema Nacional de Salud en México. En la ejecución de este examen también participan otras instituciones como las siguientes Secretarías: de salud, de educación pública y la de hacienda y crédito público, así como el Instituto Mexicano del Seguro Social entre otros importantes.

Origen de la prueba

Desde el año 2008, el examen es aplicado desde el año 2008 de forma electrónica. Sin embargo, ha sufrido distintas modificaciones desde su existencia. Probablemente el caso más notable fue en el año 2007, pues la prueba fue suspendida debido a un escándalo de corrupción. A partir de entonces, se redujeron las sedes donde puede aplicarse el examen: Distrito Federal, Monterrey, Guadalajara y Mérida. Sin embargo, suelen habilitar otras sedes como Morelos, Jalisco y Guanajuato. De igual manera, se han modificado el número de preguntas y, actualmente, se presenta en un solo día.

Origen de la prueba

Desde el año 2008, el examen es aplicado desde el año 2008 de forma electrónica. Sin embargo, ha sufrido distintas modificaciones desde su existencia. Probablemente el caso más notable fue en el año 2007, pues la prueba fue suspendida debido a un escándalo de corrupción. A partir de entonces, se redujeron las sedes donde puede aplicarse el examen: Distrito Federal, Monterrey, Guadalajara y Mérida. Sin embargo, suelen habilitar otras sedes como Morelos, Jalisco y Guanajuato. En el 2019 se habilitaron los siguientes estados: Chihuahua, Puebla, Chiapas, Morelos, Guanajuato, Monterrey, Ciudad de México y Jalisco. 

De igual manera, se han modificado el número de preguntas y, actualmente, se presenta en un solo día.

 

¿Qué necesito para presentar el ENARM? Documentación y más

 

Para presentar la prueba necesitas presentar tu cédula profesional, título, acta de examen y un oficio de tu escuela que valida tu formación en ella y una fotografía. Por otro lado, si cursaste tus estudios de medicina fuera del territorio mexicano (tanto para nacionales como extranjeros), debes presentar tu cédula, título y una fotografía. Las especificaciones detalladas en cuanto a la documentación necesaria se encuentra en la web de la Comisión Interinstitucional para la Formación de RRHH para la salud (CIFRHS). 

 

Ten en cuenta que pueden surgir ciertos inconvenientes a la hora de la verificación de datos y de documentación. Se recomienda, en ese caso, que verifiques con cuidado la información y los documentos que ingresas en el sistema para evitar problemas en su validación (en la web de la CIFRHS se encuentran todos los detalles)

 

Una vez que seas seleccionado para realizar la prueba, debes retirar la constancia en cualquiera de los Servicios Estatales de Salud o en la Ciudad de México de acuerdo al lugar que escogiste en tu solicitud.  

¿Cuáles son las áreas más difíciles del ENARM? Estructura del examen y otros detalles

Si bien todos los años surgen cambios en cuanto a la estructura de la prueba, en líneas generales esta mide qué aprendiste durante tus estudios de pregrado. Se estima que la prueba cubre aproximadamente un 60% en cuanto a áreas clínicas y, por otro lado, un promedio de 20% en materias básicas como fisiología, genética, farmacología, patología, entre otras. De igual forma, puede existir un 10% de salud pública y un 10% de comprensión de textos en inglés. 

 

En la última edición, la estructuración de las 450 preguntas se hizo de la siguiente manera: 

  • 168 preguntas correspondientes a medicina interna (incluye preguntas sobre las siguientes áreas: neumología, cardiología, gastroenterología, infectología, reumatología, endocrinología, nefrología, neurología, hematología, inmunoalergia, dermatología, geriatría y gerontología)
  • 112 preguntas sobre pediatría (crecimiento y desarrollo, infectología pediátrica, urgencias pediátricas)
  • 100 preguntas para ginecología y obstetricia

70 preguntas sobre cirugía (corresponde al módulo quirúrgico, en el que se incluyen preguntas sobre cirugía abdominal, trauma y ortopedia, urgencias, otorrinolaringología, oftalmología, urología y proctología)

 

En suma, las 450 preguntas estructuradas basados en casos clínicos, de las cuales 45 preguntas son casos clínicos en inglés. 

 

Por otro lado, el examen dura aproximadamente 8 horas, con un descanso intermedio. Un dato importante es que no existe factor de corrección, es decir, las preguntas falladas no restan puntos, por lo que se recomienda contestar todas las preguntas.

 

Las preguntas de la prueba se clasifican de acuerdo a su dificultad. Se estima que 112 preguntas corresponden al grado alto, 225 al grado intermedio y 113 al grado bajo. Las áreas más difíciles se intercambian entre las áreas médicas existentes. Si bien cada área tiene sus propias particularidades, se estima que la mayoría de los aspirantes suele confundirse, pues los síntomas descritos en los casos clínicos son comunes y similares a otras enfermedades. En todo caso, se estima que el éxito que puedas tener en el ENARM dependerá de tu formación previa. 

¿Cómo puedo prepararme para presentar el ENARM? Guías y cursos

Se estima que 40.000 personas presentan esta prueba cada año. Además del alto número de aspirantes, el índice de reprobados del ENARM suele ser elevado. Esto se debe, principalmente, a que la mayoría de las instituciones educativas no tienen sus respectivos programas de estudio acreditados. Por otro lado, los aspirantes suelen fallar por tres errores comunes: fuentes inadecuadas, fallas en la administración del tiempo y técnicas de estudio no eficientes.  

 

Sin embargo existen formas de prepararse previo al examen, sin importar si el plan de estudio previo con el cual te formaste es o no acreditado. En primer lugar, existen varios cursos de preparación, los cuales son dictados a distancia, de forma presencial o mixta. Dependiendo de la entidad federal donde vives, podrás escoger el que más se adapte a tu rutina o forma de estudio. La academia AMIR, por su parte, ofrece un cursos y material para la preparación del examen. El material proporcionado por esta academia incluye ilustraciones sobre casos clínicos y es muy útil como ayuda complementaria. El instituto Mortaji es otra alternativa para prepararse. 

 

Además de los cursos preparatorios, existe cierto material que debes revisar antes de presentar la prueba. La guía práctica clínica, por su parte, es uno de los materiales más importantes a revisar. Esta guía agrupa varias áreas de ayuda para el examen y funciona, mayormente, para repasar y para refrescar la memoria en cuanto a la identificación de las respuestas correctas para casos clínicos. Esta guía también es útil para manejar nociones básicas que se necesitan para el ejercicio de la profesión de diversas circunstancias. Es importante utilizar la versión oficial que divulga la Secretaría de Salud.

 

Además de la guía, existe un libro llamado Exarmed, el cual es conocido por la comunidad médica mexicana. Este texto tiene el enfoque y temas pensados exclusivamente para el ENARM, pues cuenta con diversos casos clínicos. 

 

Por otro lado, existen dos textos muy útiles para prepararse de cara a la prueba: Medicina Interna de Harrison y Fisiología Médica de Guyton. Ambos textos son medulares para la preparación de todo médico. En el caso del texto de Harrison, es recomendable para ahondar en temas que no hayan quedado claros durante la licenciatura y para refrescar algunos conceptos. En cuanto al texto de Guyton, se recomienda seleccionar solo algunos capítulos claves como por ejemplo aquellos dedicados a los riñones y al sistema urinario fisiología gastrointestinal, cardiología, endocrinología y la respiración. 

 

Otros textos que puedes revisar son el Manual Básico para el Enarm, el cual cuenta con más de 300 casos clínicos que se aproximan al planteamiento de las preguntas del ENARM. De igual manera, cuenta con ilustraciones para realizar el estudio de forma más amigable. Por otro lado, el First Aid for the USMLE Step 1 es un texto que puede ayudarte a ampliar datos relevantes en cuanto a materias básicas como anatomía, microbiología, bioquímica y embriología. 

 

Otras recomendaciones para prepararte: 

 

Además de los textos y cursos, ten en cuenta las siguientes recomendaciones para prepararte:

  1. Elabora un plan de estudio: define tus objetivos por semana y la estrategia para cumplirlos
  2. Repasa las guías y material complementario con suficiente tiempo de antelación: evita dejar todo para último momento
  3. La semana previa al examen no te atosigues de información. Al contrario: opta por relajarte y solo repasar los conocimientos adquiridos
  4. No trates de hacer simulacros de examen sin haber estudiado antes 
  5. No subestimes el examen: a pesar de que ya hayas estudiado en la licenciatura los temas a evaluar, es clave repasarlos para evitar confusiones.
  6. El día del examen llega temprano, sin madrugar. Evita comparar tus respuestas durante el intermedio y toma el examen con una actitud humilde: ni muy nervioso ni muy sobrado. 

 

En suma, sacar una buena calificación en el ENARM dependerá de tu preparación previa. Los cursos y guías son fundamentales. Sin embargo, recuerda que un curso no te enseñará todo lo que no pudiste aprender en la licenciatura: son una ayuda, por lo que el principal esfuerzo debe ponerlo el aspirante. 

 

El mercado laboral en México en el área de salud y la función del ENARM

 

Como bien es sabido, la carrera de médico es sumamente amplia en el campo laboral y, además, es una de las carreras más demandadas en México: existen un total de 176 universidades que imparten medicina.  De igual manera, es una de las profesiones con más campo laboral y tiene una alta de ocupación del 98.3%, lo que se traduce en que casi todos los egresados logran ejercer. Asimismo, el salario suele ser competitivo, aunque dependerá de la región de México en la cual el médico ejerza. 

 

En todo caso, pese a la demanda de la carrera y al gran número de médicos que existen en México, bien es cierto que un médico especializado es más competitivo en el mercado. En ese sentido, los cursos de especializaciones son fundamentales. El ENARM, de esa manera, es una prueba cuyo objetivo principal es medir los conocimientos y selecciona los médicos mejor preparados (tanto mexicanos como extranjeros residentes en el país) que quieran realizar una residencia médica.

 

Para el ENARM se ofrecen 27 áreas de especialización, entre las cuales se encuentran algunas de las más demandadas como pediatría, ginecología y oncología. De igual manera, se ofertan diferentes especialidades como anestesiología, medicina interna, psiquiatría, patología clínica, oftalmología, entre otras. 

 

Otras consideraciones

 

Ten en cuenta que no existen reembolsos y no se permiten cambios en especialidad o sede una vez que las hayas seleccionado. Si incurres en una práctica fraudulenta como copiarse, pueden sancionarte de diversas manera. Por otro lado, durante el examen no se permite el ingreso de alimentos ni de bebidas. 

 

Ante cualquier inconformidad, debes reunir los documentos para referir tu situación y comunicarte con el Centro de Atención el ENARM.

 

En suma, el ENARM es un requisito indispensable para cursar una especialidad médica en México, bien sea en instituciones privadas o públicas en el país. Sin embargo, el hecho de ser seleccionado no garantiza un cupo, pues cada institución de salud tiene sus propios criterios de selección además del ENARM, los cuales pueden incluir otros exámenes o entrevistas. Una de las principales desventajas de esta prueba es que la cantidad de plazas disponibles no se compensa con la cantidad de aspirantes. En todo caso, es una prueba fundamental para medir las aptitudes de los médicos y, por supuesto, para garantizar el mejor servicio posible en esta área. 

 

Déjanos tu comentario