<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=111048919232485&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Blog AgendaPro

Guía para abrir tu propio centro de kinesiología o fisioterapia

Empezar tu propio negocio suena como todo un desafío. Sin embargo, es un reto sumamente emocionante y muy interesante para aquellas personas que quieran vender como quieran y perseguir su pasión a partir de un negocio propio.

 

Si eres kinesiólogo de profesión, tienes conocimiento en el área o eres un experto en la materia, seguramente has pensado que es el momento de emprender tu propio centro de kinesiología.


Sabemos que la kinesiología es un tipo de terapia natural enfocada a diagnosticar desequilibrios dentro del organismo a partir de la movilidad corporal y de la interacción que ocurre entre el cuerpo y la mente. Esta disciplina ha tomado gran popularidad en los últimos años y es considerada cada vez más como una alternativa para tratar distintas afecciones relacionadas con las capacidades motoras del cuerpo.


En todo caso, abrir tu propio centro de kinesiología puede ser como algo muy intimidante. Sin embargo, a continuación te explicamos cinco claves sobre cómo empezar tu propio negocio y adaptarlo al servicio que quieres ofrecer:  


Estudia tu mercado


Ya tomaste la decisión de emprender y de fundar tu propio negocio de kinesiología. Ahora, el siguiente paso es estudiar el mercado donde quieres establecerlo: define a tu cliente, sus gustos, preferencias y elabora una propuesta de valor a partir de sus patrones de consumo y cómo tu centro puede ser diferente y adueñarse de un nicho de mercado. 


Para realizar un estudio de mercado te recomendamos que, en primer lugar, establezcas el área geográfica donde vas a abrir tu centro de kinesiología. A partir de allí, deberás apoyarte de datos demográficos para definir a tu cliente objetivo en cuanto a su edad, tendencia de género, preferencias y otros aspectos fundamentales a considerar en cuanto al entorno donde desarrollarás tu operación.


Elabora un plan estratégico


En todo negocio es fundamental elaborar un plan estratégico en el cual definas tu propuesta de valor, actividades clave, recursos, socios, canales de distribución, la fuente de tus ingresos y, por supuesto, estructura de costos y fuentes de ingreso. Para ello, herramientas como el Modelo Canva pueden ayudarte a definir estos aspectos. En el caso de los centros de kinesiología los pasos son los mismos: recuerda que tu principal objetivo es vender. Si bien el rubro cambia, la esencia de la estrategia es la misma.

De igual forma, dentro del plan estratégico es importante que definas de forma clara el propósito de tu negocio y su naturaleza, así como establecer los objetivos a seguir en el corto, mediano y largo plazo. Ten en cuenta que los objetivos que te plantees para tu centro de kinesiología  deben ser medibles y alcanzables de acuerdo a la magnitud del negocio que quieres establecer. Por último, ten en cuenta el estudio de tu público objetivo e incluir un plan de marketing dentro de tu planificación estratégica.


Define tu presupuesto


Una vez elaborado tu plan estratégico y luego de haber estudiado tu mercado, es importante que definas el presupuesto y el capital inicial con el que cuentas para abrir tu centro de kinesiología. Es importante que este capital sea acorde con los objetivos planteados para evitar perjudicar tu flujo de caja una vez que inicien las operaciones. La inversión inicial es uno de los aspectos más importantes en todo negocio.


Define la infraestructura necesaria 


Una vez establecida tu propuesta de valor y estudiado tu mercado, debes definir aquellos elementos que necesitas para poder poner en marcha tu operación. En el caso de los centros de kinesiología deberás contar con un espacio físico (bien sea un local alquilado o propio) similar al de un centro de fisioterapia y tomar en cuenta la facilidad de su acceso para tus clientes. De igual manera, es importante que consigas el equipamiento necesario en cuanto a material y a personal (es decir, capital humano) para poner en marcha tu operatividad.


En el caso de los centros de kinesiología, es fundamental contar con los especialistas kinesiólogos, personal administrativo y de limpieza. El personal puede variar dependiendo de tu oferta de servicios: puedes incluir instructores de yoga, por ejemplo, nutriólogos o personal de carreras afines. 


Busca apoyo en herramientas tecnológicas para la gestión de tu centro 


En última instancia, otro elemento fundamental que debes tener en cuenta a la hora de abrir tu propio negocio es cómo llevarás la gestión de la operatividad diaria, la gerencia de tu personal y, además, cómo te aproximarás a tu público objetivo. En ese sentido, herramientas tecnológicas como un software personalizado pueden ayudarte en este punto. 


Este tipo de herramienta te permite reunir en un mismo lugar la información vital de tu negocio en cuanto a capital disponible, control de ingresos y egresos y, además, control de inventario, aspectos medulares para monitorear tu flujo de caja. De igual manera, este tipo de herramientas te permite almacenar de manera segura y de fácil acceso los datos de tus clientes, por lo que puedes contar con esta información ya sea para elaborar campañas de marketing a partir de la misma plataforma o, bien, para diseñar otras estrategias que permitan su fidelización.


Adicionalmente, debes tener en cuenta la legislación y documentación necesaria  en cuanto a permisos legales dentro de la localidad donde quieras establecer tu centro de kinesiología. Asegúrate de contar con todos los permisos necesarios para operar sin inconvenientes.


En suma, abrir tu propio negocio puede ser todo un reto, pero es importante que puedas planificarte adecuadamente y, de ser posible, puedas asesorarte con expertos. La kinesiología es un tipo de terapia que se encuentra en auge, por lo que es un área de oportunidad importante si te desempeñas en un nicho de mercado similar o, bien, eres un emprendedor que busca incursionar en un nuevo negocio.


Artículos Relacionados:

1. ¿Cómo conseguir nuevos pacientes para tu centro de kinesiología o fisioterapia?

2. Aprende a fidelizar a los pacientes de tu centro de kinesiología. 3 claves importantes.

3. Pro´s y contra´s de tener un software para tu centro de kinesiología o fisioterapia.

4. 5 claves para llevar las redes de tu centro de fisioterapia.

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!