web clíninca

Los medios digitales han facilitado significativamente el alcance de un negocio en la actualidad. Así, uno de los principales potenciadores de propuestas de valor lo constituyen todo lo que se refiere a visibilidad por medios digitales, desde redes sociales hasta páginas web. 

Una página web es la mejor vitrina en nuestros días, pues sirve tanto para dar a conocer tu negocio como tu oferta de servicios. Es una manera amigable, novedosa y sencilla para tu público objetivo y para tus clientes de conectar con tu marca y de contratar tus servicios. 

 

En el caso de los centros de salud, las páginas web se han vuelto fundamentales para la integración de la propuesta de valor de este tipo de negocio, pues permite a los pacientes consultar el directorio clínico –por ejemplo-, así como brindar información sobre todos los detalles del establecimiento: historia del centro, servicios ofertados, horarios, ubicación, datos de contacto, entre otros.

 

Si eres dueño de una clínica o centro de salud, te recomendamos que cuentes con tu propia página web y lo incluyas dentro de tu plan financiero y modelo de negocio: ten en cuenta los gastos de hosting y dominio así como de un buen programador web. 

 

A continuación, te explicamos tres de los principales beneficios de contar con una página web así como algunas recomendaciones al respecto:  

Mayor alcance y visibilidad

Se estima que el 67% de los habitantes en América Latina tienen acceso a internet. Si bien existe cierta diferencia en cuanto al acceso a internet entre un país y otro, en líneas generales puede concluirse que la mayoría de la población en la región hace uso de este servicio. En ese sentido, las oportunidades de crecimiento y de alcance para los negocios a través de medios digitales es muy amplia: al contar con tu propia página web, podrás darte a conocer en la región y otros lugares que pudieras tener contemplados en tu modelo de negocio en el caso de crecimiento o expansión. Así, el grado de alcance para tu público objetivo aumenta considerablemente. 

 

De esta forma, a mayor alcance aumentan considerablemente el flujo de pacientes gracias a la visibilidad que puede otorgarte tu propio sitio web lo cual, en suma, se traduce en más clientes y posible crecimiento. Sin embargo, es importante que para llegar a tu público objetivo cuentes con una estrategia de marketing digital en la cual contemples los focos de acción tanto para la página web como tus redes sociales y cómo ambas pueden complementarse. 

 

Publicidad de forma efectiva

 

Tener presencia en los medios digitales es importante. Una de las principales ventajas de estos medios frente a los tradicionales son la diferencia de costos de inversión para publicidad. Al contar con tu página web podrás ejecutar campañas que son relativamente más económicas que otra por medios tradicionales y, además, mucho más efectivas. Herramientas como Google AdWords o incluso campañas vinculadas a través de Facebook o Instagram puede maximizar tu alcance y hacerlo de forma más efectiva. En ese sentido, contar con una estrategia de SEO es fundamental para aumentar tanto el tráfico como las ventas a través de tu portal web. 

 

Fortalecimiento de propuesta de valor y mayor credibilidad

 

Contar con una página web te permite diferenciarte de otros competidores. De igual manera, te permite fortalecer tu propuesta de valor a través de diferentes estrategias de marketing. La presencia en medios digitales otorga, además, confianza: tus clientes se sentirán atraídos a contratar tu servicio por primera vez. 

 

Mejor manejo de información sobre tus clientes

 

En otro orden de ideas, contar con tu propia página web y un software personalizado que lo complemente podrá ayudarte a manejar mejor tu negocio, pues este software te permite recopilar y organizar datos de clientes potenciales y recurrentes, así como contar con una plataforma de pagos efectiva o, incluso, un sistema para agendar y cancelar citas de forma online.

 

Por otro lado, te recomendamos que tu sitio web sea agradable e intuitivo para los usuarios. Tus pacientes deben encontrarse con una página web cuyo diseño e interfaz sea agradable para conocer tus servicios. En ese sentido, es imprescindible que cuentes con un menú sencillo y entendible donde incluyas secciones como la información acerca de la clínica o centro de salud, una lista de los servicios que se ofrecen y datos de contacto (teléfono, dirección con Google Maps, redes sociales, entre otros). De igual manera, es recomendable incluir testimonios de clientes anteriores. 

 

De igual manera, tu página web debe ser responsiva, es decir, debe poder adaptarse tanto a teléfonos celulares como a computadoras y otros dispositivos. Por otro lado, el diseño web es fundamental: asegúrate de contar con la ayuda de un profesional que te asesore en cuanto a construcción de marca e identidad visual. 

 

Asegúrate de que tu página web cuente con todas estas características para garantizar tu competitividad en el mercado.



Déjanos tu comentario