monedas-gastos-peluqueria

Si eres dueño de una peluquería o estás pensando en emprender este tipo de negocio, es muy importante que tengas en cuenta cuáles serán tus principales gastos. Si bien todo negocio tiene determinados costos fijos y costos variables que pudieran denominarse como generales, existen ciertos aspectos a tener en cuenta al momento de planificar las finanzas y los gastos periódicos de una peluquería, pues es un negocio con una dinámica particular.

A continuación, te explicamos cuáles son los 5 principales gastos de una peluquería o salón de belleza, así como algunas recomendaciones para manejarlos de forma más eficiente:

Gastos destinados al personal de la peluquería

El personal con el que debe contar una peluquería abarca distintas áreas. En ese sentido, no solo debes contemplar a los estilistas o especialistas (los cuales dependerán de los servicios que ofrezcas), sino que también debes garantizar la existencia de personal de limpieza y de atención al público, por ejemplo.

De igual manera, en este ámbito debes contemplar los salarios y tomar algunas decisiones, como por ejemplo contemplar o no comisiones para  tus profesionales de belleza, así como otros beneficios que correspondan de acuerdo a la ley donde opere tu negocio (seguridad social, seguro de vida, entre otros), los cuales son fundamentales para llevar una buena relación laboral con tus empleados.

Una manera de manejar estratégicamente los gastos en tu personal es, en primer lugar, determinar el personal estrictamente necesario para llevar a cabo tu operación; es decir, no es recomendable contar con exceso o con falta del mismo. Asimismo, te recomendamos planificar previamente si vas a contemplar algún porcentaje por comisión así como aquellas compensaciones adicionales no necesariamente monetarias que desees incorporar, esto incluye capacitaciones en grupo, dinámicas y otras actividades dentro de la empresa; esto te permitirá incluir todas aquellas variables de costos e incorporarlo en tu estructura de gastos y presupuesto.

Gastos fijos y operativos del salón de belleza

Por otro lado, es fundamental que tengas mapeados cuáles son aquellos gastos fijos sin los cuales tu negocio no puede operar.  Además de los gastos de inventario (el cual te explicaremos en el punto siguiente), debes tener en cuenta que el pago por alquiler del local es normalmente un gasto mensual o anual de tu peluquería (depende de como tengas configurado el contrato) , así como los servicios básicos como la electricidad, agua, línea  telefónica, servicio a internet, entre otros. De igual manera, existen ciertos servicios a profesionales que debes contemplar, tales como servicios de contabilidad o administración por externos, gestores u otros honorarios, como por ejemplo para tu representante legal o abogado, si aplica.

Asimismo, es fundamental que sepas cuáles son los impuestos que debes pagar y con qué frecuencia, para evitar retrasos y perjudicar la operación. Debes saber que hay gastos deducibles 

Te recomendamos llevar un registro de cuáles son tus gastos fijos, enumerarlos y priorizarlos de acuerdo a su urgencia e importancia, de esta forma, sabrás la cantidad de dinero mensual que debes destinar para estos gastos y cuál es el porcentaje de tu flujo de caja que no puede variar para evitar el no cumplimiento de los mismos. Un software personalizado, por ejemplo, es una herramienta que puede ayudarte a llevar este control de ingresos y egresos de forma centralizada y en orden, pues lleva un histórico de tus ventas, ingresos, entre otros datos importantes.

Gastos en inventario en tu peluquería 

El stock o inventario de tu peluquería dependerá de tu oferta de servicios, por lo tanto, el primer paso es definir aquel material imprescindible para llevar a cabo tu operación. Debes tener en cuenta tanto el material que usas para tu cadena de servicios (como por ejemplo, champú, acondicionador,  cremas, lociones, cera para depilaciones, entre otros) así como aquellos productos que decidas destinar a la venta (incluye desde productos para el cuidado del cabello, uñas o cuerpo, por ejemplo, e incluso bisutería; todo dependerá de tu propuesta de valor). Una vez que tengas definido tu stock, debes determinar con qué frecuencia varía y qué tan pronto debes reponerlo. 

Asimismo, es recomendable que inviertas tiempo suficiente en conseguir a los mejores proveedores (aquellos que, sobre todo, se adapten a tu capacidad de gasto y no perjudiquen tu calidad).  De igual forma, es recomendable tener más de una opción a la mano, para evitar perjudicar tu stock ante cualquier imprevisto.

Una forma de llevar un control de tu inventario es a través de un software personalizado, pues esta herramienta permite que no solo registres el tipo de stock sino que, además, lleva un seguimiento del mismo y puedes ver de forma clara y precisa cuándo debes restituirlo. 

Gastos en marketing y publicidad para una peluquería

En otro orden de ideas, otro de los gastos claves que debes considerar en todo negocio (y, con más énfasis, en una peluquería dada la alta oferta de este tipo de negocio que existe en el mercado) es el gasto destinado a estrategias y servicios de marketing y publicidad, los cuales incluyen desde presupuesto para campañas pagas por redes sociales y e-mail marketing para peluquerías así como pautas en medios convencionales (radio, televisión) e incluso medios impresos. 

Contar con un buen plan de marketing que acompañe tus objetivos como empresa es fundamental para el éxito. Recuerda que, como te comentamos, una peluquería debe buscar la diferenciación entre un gran número de competidores que se encuentran en el mercado. Asegúrate  de incluir distintas estrategias y cuidar tu imagen gráfica, así como no descartar opciones de material POP o entregable a tus clientes potenciales y fijos. 

Gastos misceláneos

En última instancia, existen otros costos operacionales que debes contemplar que van más allá del gasto en tu personal, inventario o publicidad. Por ejemplo, es importante tener planificado aquel material de limpieza, tales como escobas, mopas, bandejas, aspiradoras, entre otras, los cuales son fundamentales en todo salón de belleza. Asimismo, debes contemplar productos para los baños e, incluso, otro material que forme parte de tu propuesta de valor: por  ejemplo, velas aromáticas, piedras, incienso y/o ambientadores, entre otros. 

No obstante, si bien estos gastos varios son importantes, es clave no despilfarrar con respecto a ellos. Te recomendamos que, previamente, establezcas tus prioridades y fijes el presupuesto destinado para estos gastos. Busca varias opciones y considera cambiar de proveedor o marca de ser necesario. 

Por último, no debes olvidar que debes diferenciar tus finanzas personales o ingresos de tu negocio de aquellos gastos operativos. Es importante que contemples el porcentaje o cantidad que destinarás de tus ingresos mensuales para ti sin ver perjudicados los gastos necesarios para la operatividad de tu peluquería. Apóyate en herramientas como softwares especializados en peluquería que te permitan tener una visibilidad general del comportamiento financiero de tu negocio, cuáles son las fluctuaciones, egresos más comunes, inventario entre otros para tomar decisiones acertadas.

Por El Equipo de Redacción de Agendapro en julio 10, 2019

Déjanos tu comentario