ética del médico

La ética médica es la disciplina científica, rama de la ética, cuya finalidad es la buena práctica médica. Incluye un conjunto de reglas y principios de carácter ético a los que deben ajustarse los médicos y los profesionales sanitarios en el ejercicio de su profesión.

Aunque cada país tiene sus propios colegios médicos, códigos de ética y documentos específicos de carácter ético, por el cual deben guiarse los profesionales sanitarios y los médicos, la ética médica se rige por cuatro principios básicos del cuidado de la salud que son universales: autonomía, justicia, beneficencia y no maleficencia.

Autonomía.

Este valor ético se refiere a la capacidad de un paciente competente para tomar sus propias decisiones sobre la elección o el rechazo de tratamientos.

Beneficencia.

Otro principio importante de la ética médica habla de  las acciones tomadas por un profesional médico que considera los mejores intereses del paciente. Este valor ético a veces entra en conflicto con la autonomía del paciente. El médico puede sentir que cierto tratamiento es necesario para el bienestar del paciente, pero el paciente  se niega a tomar el tratamiento recomendado. Esto en la realidad surge con bastante frecuencia y por lo general, la autonomía del paciente gana, mientras que el paciente sea mentalmente competente y comprenda las ventajas y desventajas del tratamiento propuesto. Si se cuestiona la competencia mental, ocasionalmente se puede requerir una evaluación psiquiátrica y / o neurológica para determinar la capacidad del paciente para tomar decisiones médicas apropiadas.

No maleficencia.

(primum non nocere, "primero, no hacer daño") - Esta es una afirmación de larga data en la ética médica: que es mejor no dañar al paciente que hacerle el bien. Este principio entra en juego muchas veces al día en la práctica médica. Un médico debe saber la probabilidad de que un determinado medicamento u otro tratamiento cause daño y compararlo con la probabilidad de que sea beneficioso. Los galenos toman constantemente este tipo de decisiones utilizando la llamada relación riesgo / beneficio, que a menudo es una cuestión de juicio y experiencia, pero también requiere el conocimiento de la literatura médica sobre el tema. De hecho, la literatura médica ciertamente puede ser útil en estas situaciones y puede brindar soporte a la mayoría de las decisiones que el médico tome. 

 

Desafortunadamente, hay muchas situaciones en medicina en las que este tipo de conocimiento aún no se ha obtenido o los resultados de los estudios no están claros. Luego, el médico debe analizar las opciones con cuidado y claridad para el paciente y la familia, obtener los consultores que puedan ayudar en el proceso de toma de decisiones y, juntos, llegar a un consenso sobre el mejor curso de acción.

 

Doble efecto.

Se trata de sopesar el efecto positivo de un tratamiento que también puede causar daño al mismo tiempo. El mejor ejemplo de esto es en el campo de los cuidados paliativos en los que a un paciente que sufre de dolor o falta de aliento, debido a una enfermedad terminal incurable, se le puede recetar morfina para ayudar a controlar el sufrimiento, incluso sabiendo que la muerte se puede acelerar al suprimir las vías respiratorias, como un efecto secundario de la morfina. En este caso, aliviar el sufrimiento extremo se considera beneficioso frente a la alternativa de sentirse miserable durante las últimas horas de una muerte inevitable.

 

Otras pautas éticas médicas

 

Consentimiento  informado. Esta directriz ética médica se relaciona básicamente con la autonomía del paciente para elegir o rechazar un procedimiento médico o una prueba o tratamiento potencialmente dañino. Se le presenta un formulario al paciente o al representante de la familia, si el paciente está incapacitado y no puede firmar, donde se  indica que el paciente le da permiso para continuar con el procedimiento y que él tiene pleno conocimiento de los riesgos potenciales.

La confidencialidad  médico - paciente, es un valor ético médico exigido por ley en muchos países.  A veces las leyes respecto a la confidencialidad son bastante rígidas, para ayudar a proteger la privacidad de los pacientes, pero son muy frustrantes para los miembros de la familia porque nadie les dice qué está pasando con su ser querido en el hospital. Esto pone más responsabilidad en el médico al momento de  asegurarse de discutir la condición del paciente con los miembros de la familia, suponiendo que tenga el permiso verbal del paciente para hacerlo.

Algunas leyes prevén excepciones específicas al privilegio de confidencialidad médico-paciente y exigen que los médicos denuncien enfermedades de transmisión sexual, heridas de bala, abortos de menores, entre otros. 

Conflicto de intereses. Existen muchos conflictos de intereses diferentes que pueden ocurrir en la práctica médica. A veces es difícil trazar la línea entre lo que es aceptable y médicamente ético y lo que no lo es. Sin embargo, en líneas generales, de lo que se trata este punto es que un médico nunca debe permitir que intereses financieros u otros intereses no médicos interfieran o influyan en el juicio médico al momento de atender a los pacientes.

El mismo principio se aplica para evitar las relaciones con las compañías farmacéuticas, que pueden influir potencialmente en la medicación que le pueden dar a un paciente.

Investigación médica. En la actualidad, la comunidad de investigación médica sigue pautas claras sobre lo que es una investigación médicamente ética y lo que no. De hecho, hay muchas preguntas médicas que nunca serán respondidas porque la investigación requerida para averiguarlo no sería ética. Afortunadamente, estas pautas sobre experimentación humana se conocen en todo el mundo ahora debido a la Declaración de Helsinki desarrollada por la Asociación Médica Mundial.



Los problemas éticos médicos son una parte importante de la práctica clínica. Es casi seguro que el médico o profesional sanitario se enfrentará a algunos dilemas éticos difíciles en algún momento u otro. Su conocimiento y experiencia lo ayudarán a decidir junto con una comunicación cercana con miembros de la familia y consultores. Los comités de ética y los equipos de cuidados paliativos, a veces también están disponibles para ayudar con estos problemas. 

¿A qué otros desafíos éticos  se enfrentan los médicos? Déjanos un comentario.

Por El Equipo de Redacción de Agendapro en noviembre 22, 2019

Déjanos tu comentario