protesis mamaria

La prótesis es el método más común utilizado actualmente para aumentar el tamaño de los senos. Los médicos tienen más de 50 años de experiencia con prótesis de silicona (incluso el material en sí mismo ha evolucionado mucho desde el primer modelo en la década de 1960) y tienen un buen conocimiento de sus efectos a largo plazo.

Han sido precisamente los centros de detección de cáncer quienes han validado esta técnica y han podido confirmar que las prótesis o implantes mamarios no causan cáncer y no interfieren con la detección del cáncer de mama.

Asimismo, las  prótesis no tienen impacto en el embarazo y no interfieren con la lactancia.

Existen dos tipos de prótesis mamarias:

1- Siliconas rellenas de solución salina.

2- Siliconas rellenas de gel. Ambos tipos tienen una carcasa hecha del mismo material de silicona.

La cirugía 

Las expectativas del paciente deben estar bien identificadas antes de la cirugía. Además, se deben distinguir diferentes tamaños y causas de la condición. Por ejemplo, podría ser difícil agrandar el seno pequeño natural en una cirugía ya que la piel tiene una cierta capacidad de estiramiento.  Se debe realizar un examen mamográfico del paciente antes de la cirugía. 

Existen dos métodos para insertar implantes mamarios:

  • Delante del músculo pectoral. Para que el implante no sea visible la glándula debe estar suficientemente desarrollada o debe haber suficiente grasa en el escote.
  • Detrás del músculo pectoral. En realidad, el implante protésico se coloca usando lo que los cirujanos llaman una técnica de "doble plano". No está detrás del pectoral sino en la parte superior del seno. Por lo tanto, el músculo enmascara la prótesis en el escote. 

Incisiones 

  • Debajo del pecho. La incisión debajo del seno es la técnica más fácil y sencilla, pero la cicatriz puede ser ligeramente visible cuando la persona está acostada. Este es el enfoque preferido si las areolas son demasiado pequeñas o si los senos se inclinan ligeramente sobre el pliegue inframamario.
  • Debajo de la areola. La cicatriz es apenas visible, pero la areola debe ser lo suficientemente ancha para que sea posible. Este método crea una cicatriz transglandular (dentro de la glándula mamaria). En el caso de múltiples procedimientos (para reemplazar la prótesis, en particular), el hecho de volver a abrirse en el mismo lugar puede crear una cicatriz fibrosa en la glándula, a veces responsable de las adherencias (tejidos que se "pegan" juntos).
  • En la axila. Cuando se inserta el implante a través de una incisión en la axila, el cirujano puede encontrar más difícil colocar dicho implante  correctamente. Además, puede ser difícil retirar las prótesis de silicona por este método. 

Consideraciones

  • El procedimiento se realiza de forma ambulatoria (el paciente se va el mismo día a su casa) o tiene una hospitalización durante la noche.
  • Dura entre una hora y una hora y 30 minutos. 
  • Las prótesis colocadas delante de los pectorales pueden causar algo de dolor. El dolor es ligeramente más pronunciado cuando las prótesis se insertan detrás de los pectorales.
  • Los apósitos se mantienen durante 8 días.
  • Se recomienda usar un sostén deportivo durante 3 semanas para aliviar el dolor y aliviar el peso de los tejidos que han sido operados. 
  • No se recomienda hacer deporte hasta 3 semanas después de la cirugía. 
  • Este procedimiento puede ser cubierto por algunos seguros médicos  en el caso de mastectomía por cáncer de mama, agenesia (falta de senos), asimetría mamaria o malformación. 

Complicaciones postoperatorias

  • Los posibles riesgos son hematoma, infección y malposición del implante.
  • El paciente puede notar una disminución o pérdida de sensibilidad en uno o ambos pezones.

Complicaciones tardías

  • El implante protésico es un cuerpo extraño que el cuerpo aislará, creando una cápsula. A veces, esta cápsula es demasiado delgada y forma un caparazón duro alrededor de la prótesis que la hace demasiado rígida y la puede deformar.
  • Los implantes mamarios tienen una vida útil limitada, que varía según las prótesis y el individuo. Los análisis estadísticos muestran que las rupturas son muy raras antes del séptimo año. Se debe reemplazar un implante roto, pero esta ruptura no tiene ningún efecto sobre la salud y no constituye una emergencia. Por lo tanto, el uso de implantes mamarios implica el monitoreo, una ecografía cada año a partir del séptimo año, y requiere un implante de reemplazo en promedio cada 15 años. 
  • La mayoría de los laboratorios 'garantizan' sus prótesis durante 10 años (reemplazo de ambas prótesis y reembolso de una parte de los honorarios de la clínica en caso de ruptura).

Déjanos tus comentarios sobre el artículo. ¿Te parece útil?

Por El Equipo de Redacción de Agendapro en noviembre 24, 2019

Déjanos tu comentario