<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=111048919232485&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Blog AgendaPro

Recetas médicas que podemos encontrar en la seguridad social

Las recetas médicas son una herramienta que permite a los pacientes seguir las instrucciones de un tratamiento y adquirir medicamentos luego de una consulta. Los tipos de recetas médicas en la seguridad social son un poco distintas y establecen el modelo a seguir para todos los centro de salud públicos. A continuación, te explicamos más en detalle.

La receta médica expedida por el seguro social: partes y validez

En ese sentido, las recetas médicas expedidas por el seguro social cuentan con dos partes: las indicaciones para el paciente y la información de los medicamentos para el farmaceuta. En las instrucciones sobre el tratamiento se explica la forma en la que se debe tomar, la frecuencia y otros consejos para el bienestar del paciente. La parte que va dirigida al farmaceuta solamente especifica el medicamento, la dosis y por cuánto tiempo se estará tomando, de esta forma serán capaces de venderte el tratamiento completo en una sola ida. 

Es importante acotar que aquellas recetas médicas provenientes del seguro social tienen una validez de diez días desde el momento en el que se hacen. En caso de no comprar el medicamento a tiempo se deberá ir a nueva consulta. Sin embargo para contrarrestar este inconveniente se ha puesto en marcha un programa denominado “Tu receta es tu vale” el cual consiste en diversificar más los lugares de obtención de medicamentos, al igual que una extensión del plazo para utilizar las recetas médicas. 

Elementos de una receta médica 

Para asegurarte que tu receta médica sea válida y no vayas a tener inconvenientes a la hora de buscar tus medicamentos debes fijarte que tenga todos los elementos que se nombran a continuación: 

  • Nombre del médico tratante

  • Institución o centro de salud 

  • Especialidad 

  • Identificación personal 

  • Nombre del paciente 

  • Fecha en la que se emitió 

  • Firma 

  • Nombre genérico del medicamento 

  • Nombre distintivo del medicamento 

  • Gramaje del fármaco 

  • Presentación preferida para el tratamiento 

  • Indicaciones de uso

Las recetas médicas son documentos intransferibles, es decir, tu receta solamente te pertenece a ti y si alguien más la usa para comprar medicamentos estaría incurriendo en un delito.

Por ello, debes asegurarte antes de terminar la consulta médica que tu récipe esté debidamente identificado con tu nombre y datos personales. 

 

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!