AdobeStock_107624905

 Los competidores son aquellos negocios o comercios que satisfacen las mismas necesidades que tú, es decir, otras barberías o salones de belleza que ofrecen los mismos productos o servicios.

Es muy importante que conozcas a tu competencia, ya que al tener cómo comparar tu propia gestión puedes mejorar algunos aspectos en los que detectes que tienes ciertas fallas o por el contrario tal vez puedas reforzar lo que te hace diferente.

No te estamos diciendo que debes copiar las estrategias de tus competidores, sino exactamente lo contrario. El objetivo es inspirarte para generar nuevas ideas  y ayudarte a planear y definir nuevas tácticas para mejorar tu barbería.

1. Mira a tu alrededor

El primer paso es identificar a los competidores que comparten el mismo escenario que tú. Los puedes dividir en tres grupos: los competidores principales son los competidores directos a tu mismo público, (otras barberías o salones de belleza que ofrecen servicios de barbería); los competidores secundarios son aquellos que comparten algunas similitudes  (por ejemplo una peluquería o estética solo para niños) y otros competidores que no ofrecen servicios tan similares pero que es importante tenerlos controlados por su evolución futura.

2. Averigua lo que hacen

Una vez que hayas identificado a tus principales competidores, el siguiente paso es investigarlos. Una opción es  asistir directamente a los negocios de tu competencia y hacerte pasar como un cliente o bien, pide a uno de tus colaboradores o familiares que asistan y te entreguen  la información que requieres. Solicita un corte de cabello o de barba y mira bien todo el proceso que involucra. Analiza el modelo de negocio de tu competencia y de qué forma ellos les ofrecen valor a sus clientes.  

La idea es que utilices esa experiencia a tu favor para hacer prosperar tu barbería. Trata de pensar como piensan ellos y sabrás lo que les funciona mejor.

3. Colócate a la vanguardia de tu competencia ofreciendo el mejor servicio posible.

¿Cómo lo logras? Las barberías son empresas de servicios, por lo tanto es vital que tus clientes experimenten la mejor de las experiencias cuando visiten tu local. La tecnología es una herramienta que puede ayudarte enormemente en esa tarea. Al contratar un software que te permita desde establecer las citas de tus clientes online, sin que ellos tengan que esperar,  hasta saber cuándo reponer productos de tu inventario de manera automática, puedes convertir a tu negocio en aquel  que los clientes recuerdan como el que siempre les ofrece el mejor servicio.

4. Que tus clientes pasen un buen rato mientras esperan.

Si aun con un buen software de gestión y administración que te ayude a controlar las citas de tus clientes ellos deben pasar algún tiempo en la sala de espera, antes de recibir su tratamiento, sería bueno que pensaras en servicios que le hagan más agradable la estadía en tu local, por ejemplo una máquina dispensadora de té, agua o jugos, WiFi gratuita, revistas, TV, música ambiental, entre otros.

5. Entrena a tu equipo.

La chica que está en la recepción no es sólo la que efectúa el cobro, es la carta de presentación de tu negocio, lo primero que ven cuando llegan tus clientes y debe causar en ellos una muy buena impresión. Instruye a tus barberos, peluqueros, recepcionista y otro personal  en atención al cliente, motívalos para que se sientan felices de trabajar en tu barbería.

Haz que tus empleados comprendan que un buen trato al cliente se traducirá en más dinero para el negocio y por tanto para ellos.

Si te gustó este artículo y lo consideras útil déjanos un comentario en el blog y/o compártelo en tus redes sociales.


 

Por Matías Ulloa en enero 16, 2019

Déjanos tu comentario