4

¿Tu sueño es crear tu propio centro médico? Este es el momento perfecto para hacerlo. Estamos en una era en la que las últimas tendencias tecnológicas y tratamientos médicos innovadores pueden ayudarte en tu meta de ofrecer una mejor atención para tus pacientes y una gestión innovadora en el campo de la salud.

Para poner en funcionamiento un centro médico todos sabemos que se necesita mucho más que tener años de experiencia en el área de salud. Tienes que establecer un negocio que dé ganancias para que puedas tener éxito en esta empresa.

A continuación te esbozamos tres aspectos esenciales a considerar cuando abres un centro médico.

1. Establece un plan de negocios rentable.

Sin un plan de negocios, el dueño de un centro médico pasará la mayor parte de su tiempo lidiando con problemas como gastos inesperados, desacuerdos con el personal o cambios inesperados en las políticas de salud gubernamentales.  La implementación de sistemas proactivos a través de un plan de negocios pueden prevenir estos problemas.

Con un plan en la mano tu proyecto de centro médico estará mejor equipado para obtener financiamiento de bancos e inversionistas privados, comunicar información comercial importante al personal clave y las partes interesadas y lograr objetivos de crecimiento a largo plazo.

Un plan de negocios exhaustivo requiere un componente financiero sólido, que tenga en cuenta la legislación en el campo de salud y las leyes relacionadas con la gestión de una pequeña empresa. En ese plan se deben ver reflejadas también las leyes específicas que existen en tu país para incentivar la creación de pymes.

Tu plan de negocios adicionalmente debe incluir información clave sobre: la visión de la práctica médica que posees, tus ideas para brindar un servicio único en un mercado competitivo y una estrategia en torno a la estructura, la variedad de servicios, la dotación de personal, las instalaciones y los procesos. Tomar estas decisiones difíciles al principio te ayudarán  a motivar a tu personal con la misma visión en mente y evitar así muchas disputas futuras en torno a la curva de crecimiento de la empresa.

2. Financia tu pequeño negocio

El costo de abrir un centro médico es variable en cada país e incluso presenta diferencias si te ubicas en una gran ciudad o en un pequeño pueblo. Para financiar tu centro médico lo primero que debes tener a la mano es tu plan de negocios, de esta forma podrás prospectar posibles inversores privados y bancos y buscar créditos o préstamos del gobierno. En comparación con la compra de un centro médico existente comenzar uno desde cero es mucho más asequible.

También puedes buscar financiamiento con proveedores de suministros médicos, servicios de lavandería y limpieza, compra de equipos médicos, servicio de esterilización de instrumentos, farmacias, entre otros.

Los préstamos deben cubrir el costo inicial de las instalaciones, la tecnología, el equipo y el personal designado.   

3. Organiza un buen equipo

Información, medios y telecomunicaciones; profesionales, científicos y técnicos, y asistencia sanitaria y social, son las tres categorías principales de empleo, para un centro médico.

Una estrategia efectiva para contrataciones de personal a largo plazo debe considerar:

  • Tu visión de la práctica médica.
  • Tu idea de crecimiento del centro médico.
  • Los objetivos de trabajo / vida de tus profesionales en el área de salud.
  • Tendencias de la fuerza laboral sanitaria.

En última instancia, tu personal debe estar allí para elevar la experiencia de cada paciente, ya sea un especialista o personal de apoyo. El establecimiento de procedimientos claros para la contratación, la incorporación y la capacitación continua te ayudarán a garantizar que todo tu equipo esté dotado con las herramientas necesarias y sepa cómo lograr el éxito.

¿Qué tal te pareció ese artículo? Déjanos un comentario en la parte inferior de esta página.



 

Por Matías Ulloa en febrero 20, 2019

Déjanos tu comentario