<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=111048919232485&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Blog AgendaPro Estética

Spa estética o cabina: todo lo que tienes que saber

spa estética

Si eres usuario regular de spas quizás hayas notado que hay algunos locales muy parecidos a un spa estético pero que no ofrecen los mismos tratamientos, estos establecimientos se llaman cabinas y en este artículo te explicaremos sus usos, diferencias y ventajas. 

Es importante, ya sea como negocio o como cliente, estar seguros de los tratamientos que se ofrecen en cada establecimiento y cuáles son los que más se adaptan a lo que necesitas en el momento. 

Un spa estético es un local en donde se ofrecen distintos servicios con finalidades médicas y estéticas. Por su parte, una cabina de spa es el espacio en el que se realizan ciertos tratamientos, generalmente no involucran agua ya que no se cuentan con los instrumentos necesarios dentro de la cabina. 

En ese sentido, podemos entender al spa estético como un todo, ahí se ofrecen servicios de relación, sanación y belleza. Incluyendo tratamientos con agua como son las salas de sauna o los baños relajantes. Dentro de un spa existen pequeños cuartos determinados a cumplir una función particular, estos son los que conocemos como cabinas. 

¿Qué diferencia hay entre los tratamientos que se ofrecen?

Considerando que el tamaño en las cabinas es más reducido y cumplen un propósito predeterminado los tratamientos que se llevan a cabo en las mismas son más sencillos y enfocados principalmente en servicios de belleza. Dentro de una cabina podrás hacerte mascarillas, exfoliaciones faciales, masajes y algunas prácticas de relajación. En las cabinas pasarás menos tiempo que en un spa estético ya que los servicios que ofrecen son más simples de realizar. 

En los spas estéticos podrás encontrar tratamientos especializados a ciertas afecciones de salud y sobretodo tendrás acceso a piscinas, saunas o baños calientes para complementar los servicios que se ofrecen. Son lugares ideados para pasar mayor cantidad de tiempo, por lo cual están adecuados para que sus clientes se queden días enteros ahí. Ofrecen opciones más holísticas en donde se consideran todos los aspectos a atender y los planes tienden a ser más personalizados según las necesidades del cliente. 

Descarga la guía "¿Cómo fidelizar a los clientes de tu estética?"

También hay diferencias en las máquinas que puedes encontrar en cada lugar. Las cabinas, por su tamaño limitado, tienden a utilizar instrumentos de multiuso. Es decir, un solo aparato que puede cumplir varias funciones. Son muy comunes los espejos que a su vez funcionan como lámparas o las máquinas de vapor que también emiten vibraciones para los masajes faciales. Las herramientas de trabajo en los spas pueden ser mucho más profesionales ya que son para ciertos tratamientos particulares, más que un servicio general.  

Ventajas y desventajas de cada local 

Como cualquier decisión que debemos tomar, a la hora de escoger entre una cabina y un spa, hay que considerar las ventajas y desventajas de cada una. Estas si bien son generales el juicio final dependerá de lo que esperas como cliente. 

Comenzando por la cabina podemos resaltar que si eres una persona que quiere pasar un rato relajante pero no tiene mucho tiempo que perder una cabina es tu mejor opción. Hay tratamientos de hasta 45 min y puedes salir sintiéndote como nueva. Además son una alternativa más económica a un spa especializado. Sin embargo esto presenta a su vez una desventaja ya que si sufres de algún padecimiento de salud no sería recomendable un servicio genérico. 

Por otra parte, los spas estéticos son expertos en dar tratamientos enfocados en la salud, belleza y relajación. Esto también aporta la ventaja que si estás sufriendo de molestias musculares, problemas en la piel, dolores en los huesos, etc. en un spa podrás disfrutar de un servicio dedicado al alivio de esa incomodidad en particular. No obstante, debes considerar que los spas son más costosos y sus tratamientos tienden a ser más largos por lo cual debes contar con el día libre para verdaderamente disfrutar de la experiencia. 

¿Cuál es la mejor opción para mi? 

La mejor opción es aquella que se ajuste a tus necesidades del momento. No siempre será la misma, habrán días en donde no tienes mucho tiempo y te decantas por la cabina y quizás en alguna fecha especial prefieras un servicio completo de spa. 

Si eres dueño de un negocio y estás considerando aventurarte en el territorio de la estética, lo primero que debes considerar cuando estés decidiendo entre una cabina de spa y un spa de estética es tu público objetivo. En ese sentido, podrás adaptar mejor tu oferta de servicios y tu propuesta de valor.

Todas las respuestas son correctas, no hay una fórmula mágica que se deba seguir a la hora de hablar de tratamientos estéticos. Es cuestión de conseguir lo que te funcione a ti y te de los resultados más satisfactorios. 

Nueva llamada a la acción

Artículos Relacionados

1. ¿Qué necesitas para emprender tu propio salón o estética?

2. Aumenta los clientes de tu centro de estética con una campaña en facebook.

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!