02-2

La pérdida de dinero es uno de los problemas más comunes que afectan a todo negocio. Sin importar el sector o industria en el que tu empresa se desempeñe, esta no se encuentra exenta a la posibilidad de sufrir este problema.

En ese sentido, contar con un buen plan de negocio es fundamental para prevenir este tipo de inconvenientes que pueden perjudicar tanto la sostenibilidad como la existencia misma de tu empresa en el corto, mediano y largo plazo.

Los gimnasios son un tipo de negocio que se encuentra en un apogeo importante en nuestros tiempos. Gracias al creciente interés por el cuidado de la imagen y la salud personal en un gran número de personas, los gimnasios han encontrado un área de oportunidad importante que deben aprovechar de forma estratégica.

En ese sentido, los gimnasios son un modelo de negocio que cuentan con  buenas proyecciones para su desempeño en el futuro próximo, por lo que si tienes un negocio de este tipo no dudes en prestarle atención y aprovechar al máximo las condiciones del entorno para maximizar tus ganancias e impulsar tu crecimiento.

Sin embargo, debes estar atento a los riesgos de pérdida de dinero. Existen ciertas razones generales por las cuales un negocio puede estar viendo afectado negativamente su flujo de caja. A manera general, la pérdida de clientes es una de las causas primarias que podemos identificar, pues conlleva a una pérdida progresiva de las ventas que se verá reflejado en un comportamiento negativo de nuestro flujo de caja. No obstante, existen otras causas diversas que están asociadas al control de información, inventario y al uso de tecnologías.

Si tienes un gimnasio y has identificado una pérdida en tus ingresos, a continuación te comentamos 5 posibles causas a este problema y cómo atacar cada uno de estos escenarios:

1. No cuentas con una planificación estratégica previa

Un error común en los gimnasios y en los negocios en general es no haberse planificado correctamente antes de iniciar operaciones. Es importante que cuentes con un plan de negocio para tu gimnasio en el que identifiques tus fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas, así como conocer y entender a tu público objetivo e identificar a tu competencia; en ese sentido, debes tener un plan que tenga objetivos y metas planteadas para un determinado periodo de tiempo, pues esto te permitirá llevar de forma más estructurada tu operatividad.

Recuerda que no solo es importante crecer como empresa, es crecer hacia una dirección que te has planteado de forma consciente y que responde ya sea a una necesidad en el mercado en particular o a otro factor.

2. No llevas un control y seguimiento sobre tus ingresos, egresos y flujo de clientes.

Un error común en los gimnasios es no tener control o fácil acceso a la información de sus ingresos y egresos mensuales. Es importante que lleves un seguimiento sobre cuáles son tus principales egresos, a qué área del negocio corresponden y cómo tus ingresos están respondiendo de forma efectiva o no a esos gastos que debes ejecutar.

En este caso, resulta útil fijar un presupuesto y llevar un control de los clientes que ingresan a tu gimnasio y aquellos que dejan de asistir. Al ser un negocio con una naturaleza de clientes tan dinámica, es importante que lleves un registro de quiénes son tus nuevos clientes, quiénes son aquellos que has perdido, cuál es la cantidad que corresponde a cada uno de ellos y ejecutar estrategias que los capten nuevamente.

3. No te preocupas por tus clientes

Si tus clientes no se ven identificados con tu propuesta de valor, probablemente dejen de asistir y esto afecte de forma negativa tus ventas.

En ese sentido, es imprescindible que contemples dentro de tu plan de negocio estrategias orientadas tanto hacia la fidelización de tu comunidad y como hacia la captación de nuevos clientes. Los gimnasios son un modelo de negocio que brinda una oportunidad excepcional para captar un nuevo público objetivo.

Una forma de no descuidar a tus clientes es ofreciéndoles no solo un servicio de calidad en tus instalaciones, sino hacerles el proceso de inscripción, registro de pagos y otros temas operativos de forma accesible. En ese sentido, un software personalizado en el que tus clientes puedan registrar sus pagos de inscripción o mensualidad, o que este les haga llegar información de tu negocio a través de e-mail marketing es una forma de mantenerlos informados y comunicados con tu marca.

4. No tienes contemplado un plan de marketing

¿Te preocupas por tus ventas? Es fundamental que cuentes con un plan de marketing que te ayude a lograr los objetivos que te has planteado previamente.

Asegúrate de fijar objetivos de mercadeo y estrategias que te ayuden a lograrlos. Comunícate con tus clientes, aprovecha las redes sociales y realiza campañas de e-mail marketing que te permitan no solo generar fidelización sino captar nuevos clientes.

Un software personalizado en el que puedas enviar campañas de forma masiva, con listas previamente segmentadas de acuerdo a los objetivos de tu campaña, es una herramienta sumamente útil para tu negocio si tienes este problema.

5. No cuentas con el apoyo de plataformas tecnológicas

Este escenario puede sintetizar todos los anteriores. Si no cuentas con una plataforma en la que puedas visualizar toda la información que necesitas de tu negocio, como datos personales de tus clientes, tus ingresos, egresos, inventario y otros aspectos importantes, sin duda tu gimnasio se verá afectado de forma negativa. El no contar con un software u otro tipo de plataforma personalizada que te permita gestionar esta información tan vital y que te ayude a ejecutar tu operatividad de forma más efectiva y orientada hacia la fidelización de tus clientes, conllevará a que vayas descuidando todas las aristas y se vuelva inmanejable.

En suma, las causas por las cuales tu gimnasio puede estar perdiendo dinero son diversas. Asegúrate de identificarlas correctamente y responder a ellas de forma estratégica, junto a herramientas tecnológicas que faciliten tu tarea.

Por Valentina Montes en febrero 13, 2019

Déjanos tu comentario