post gym nuevo

Emprender un negocio siempre resulta una idea atractiva y retadora. En la dinámica del mercado actual, sabemos que los gimnasios son un tipo de negocio que se encuentra cada vez más en boga gracias al interés que existe actualmente en cuidar la salud. De igual manera, las tendencias en gustos y preferencias de los últimos años nos han demostrado que puede ser un negocio sostenible en el tiempo.

Ya sea porque buscas emprender tu proyecto personal o porque eres un gran entusiasta del fitness y quieres trabajar en lo que te apasiona, fundar tu propio gimnasio es una idea tentadora que, sin duda, puede ser muy exitosa si se ejecuta de forma planificada.

En líneas generales, hay ciertos aspectos que debes tener en cuenta antes de crear tu propio gimnasio. En primer lugar, no solo debes tener conocimientos sobre el entorno de negocio, sino también debes tener claro qué tipo de centro deportivo o actividades ofrecerás. De igual forma, es imprescindible que realices un estudio de mercado previo y crees un plan de negocios. Sin embargo, hay un aspecto muy importante: emprender un negocio requiere inversión y cierta cantidad de capital inicial. Si quieres fundar tu propio gimnasio pero no cuentas con demasiado dinero, ¡no te preocupes!

A continuación, te presentamos los pasos que debes seguir si quieres crear tu propio gimnasio con un presupuesto limitado:

  • Emprende con conocimiento en el área

Aunque pueda sonar un poco obvio, es fundamental que antes de fundar tu propio gimnasio cuentes con conocimiento en el área. No solo es importante que tengas conocimientos acerca de negocios y planificación estratégica, es imprescindible que te encuentres inmerso en el mundo del fitness, estés al tanto de las tendencias y hayas invertido suficiente tiempo previamente en conocer la dinámica de este mercado.

Tener conocimiento del área no solo te permitirá manejar mucho mejor el nicho sino que sabrás cómo dirigirte a él de forma adecuada. Asimismo, podrás tener una mejor visión acerca de aquellos gastos que debes realizar y puedes desglosar aquellos que pudieran resultar innecesarios en una etapa inicial.

  • Ten un plan de ahorro previo

Es fundamental que, a pesar de que cuentes con un presupuesto limitado, cuentes con una cantidad de capital destinada únicamente a suplir cualquier carencia que se presente durante el proceso de creación de tu gimnasio. Todo negocio implica ciertos riesgos y costos al inicio, por lo que a pesar de que busques ahorrar en distintos aspectos es importante que puedas cubrir ciertas necesidades básicas, como la renta del local (si aplica), equipos y maquinaria, sueldo a tu personal, gastos básicos de servicios, entre otros.

Organízate previamente, desglosa  tu capital y asigna de forma prudente cuánto destinarás a cada uno de los gastos que debes realizar en esta etapa, así podrás concluir el proceso de creación de tu gimnasio con éxito y sin verte perjudicado económicamente.

  • Define tu modelo y estrategia de negocio: ¿franquicia o negocio propio?

Por otro lado, es importante que establezcas no solo el tipo de servicios que vas a ofrecer, sino que además concretes tu propuesta de valor y elabores toda la planificación estratégica previa. Es conveniente, además, que fijes tus objetivos de mercadeo en el corto y mediano plazo y, por supuesto, que conozcas a tu mercado. Realiza un estudio de la competencia, fija tus tarifas de acuerdo a los resultados que obtengas e invierte tiempo suficiente para conocer a tu público y adaptar tu propuesta a sus necesidades.

Por otro lado, analiza de forma objetiva tus capacidades económicas reales y evalúa si realmente puedes iniciar un negocio por cuenta propia. Si consideras que estás extremadamente limitado, una alternativa muy interesante es escoger abrir una franquicia; esta opción puede ahorrarte en recursos externalizados, tendrás apoyo a nivel de acondicionamiento y decoración del gimnasio y, además, podrás insertarte de forma más fácil en el nicho de mercado.

  • Acondiciona tu local de forma adecuada y apóyate en el alquiler de equipos

Ya sea que decidas crear tu gimnasio como propio o a través de una franquicia, es fundamental que el espacio esté perfectamente acondicionado. Todo gimnasio debe tener una extensión mínima de 240m2 y contar con un área de máquinas, un salón de usos múltiples, área de recepción, baños, vestidores y una pequeña área donde ofrezcas bebidas y algunos snacks; para este punto pudieras buscar proveedores locales o de elaboración artesanal, de forma que puedas reducir un poco tus costos.

Una idea para ahorrar en el acondicionamiento de tu gimnasio es escoger un local que ya cuente con mobiliario y otros elementos, como albañilería, fontanería e iluminación. Asimismo, conviene que evalúes si es más económico rentar máquinas y otros equipos que adquirirlos como nuevos. Por otro lado, apóyate en el uso de mobiliario sencillo.

No obstante, debes tener en cuenta que los aparatos de gimnasio deben contar con una calidad superior para que tus clientes puedan sentirse a gusto. Evalúa de forma cuidadosa tus opciones y asegúrate de ofrecer siempre la mejor calidad.

  • Realiza evaluaciones periódicamente

Dado tu capital limitado, es fundamental que realices evaluaciones cada dos o tres meses para analizar cómo puedes aumentar tus ingresos y reducir de forma significativa tus egresos sin perjudicar tus costos fijos y tu propuesta de valor. Para ello, debes contar con un plan previo donde puedas visualizar de forma sencilla tu inventario, ingresos y egresos. Un software personalizado es una herramienta que pudiera ayudarte a llevar un mejor control en este punto. 

  • Escoge cuidadosamente a tu personal

Aunque es imprescindible contar con un equipo capacitado dentro de un gimnasio, es probable que al principio debas mantener un poco limitada tu oferta de entrenadores personales e instructores. Una forma de resolver este punto es ofrecer clases grupales en distintos horarios y escoger muy bien las disciplinas o actividades que ofertarás en un primer momento. Es probable que, al inicio, no debas ofrecer obligatoriamente clases de yoga, pilates, spinning y funtional training al mismo tiempo, pudieras escoger 4 o 5 actividades muy populares y rotar al personal.

Asimismo, es probable que al principio debas apoyarte en algunos amigos o familiares para llevar labores de recepción y administrativas. Planifica y organiza bien tu capital humano para que puedas atender tu negocio sin mayores inconvenientes y sin abaratar demasiado tus costos.

  • Cuidado con soñar demasiado

Emprender en lo que te apasiona es todo un sueño, pero es importante que siempre te mantengas evaluando de forma objetiva tu desempeño y mantengas los pies sobre la tierra. Apóyate en reportes y cifras reales y analiza muy bien tu nicho para saber con certeza la posibilidad de éxito real que tienes dentro de él.

Si bien no puede establecerse a ciencia cierta cuánto cuesta montar un gimnasio con bajo presupuesto ni existen pasos predeterminados, estas recomendaciones pueden ayudarte a plantearte este reto. Recuerda que existen otros factores que debes tomar en cuenta, como la zona en la que te ubicarás, la dinámica del mercado donde te encuentras, entre otros. No obstante, no existe ningún motivo por el cual no puedas emprender este proyecto. Asegúrate de contar con un presupuesto inicial suficiente y, sobre  todo, de ofrecer la mejor propuesta de valor pese a tus limitaciones.

 

Por Matías Ulloa en abril 18, 2019

Déjanos tu comentario