<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=111048919232485&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Blog AgendaPro Estética

Mensajes publicitarios: Cómo y por qué utilizarlos

Cuando tienes un negocio hay muchas cosas de las que debes mantenerte atento para asegurarte que logres todos los objetivos que te has planteado. Para alcanzarlos, existen ciertos procesos a seguir en cada área.

En el caso de  las metas comunicacionales o que tengan que ver con nuestra comunicación de marca y plan de marketing en general, debemos evaluar los mensajes publicitarios como un mecanismo de llegar a esas expectativas que tenemos sobre nuestro local. 

Los mensajes publicitarios son herramientas utilizadas para dar a conocer un producto o servicio, en términos generales tienen el objetivo de llegar a la mayor cantidad de personas posibles. Tienen distintos formatos ya que tanto una pieza audiovisual en la televisión como imágenes en redes sociales pueden ser mensajes publicitarios. 

En el caso de las estéticas, los mensajes publicitarios son una pieza clave para lograr un excelente desempeño dentro del mercado. Como es sabido, la diferenciación es clave en nuestros tiempos. Bien sea si escoges emitir tu mensaje publicitario de forma tradicional o digital, es importante que tengas en cuenta varios aspectos a la hora de definirlo y redactarlo. A continuación, te comentamos más detalles al respecto y cómo puedes aplicarlos en tu estética:

¿Cómo difundir mensajes publicitarios? 

El primer paso para empezar a difundir tus mensajes publicitarios es determinar el público al que te diriges, luego de esto serás capaz de establecer el objetivo ideal de tus mensajes.

Para escoger tu público debes analizar las personas a las que quieres informar ¿Son tus clientes? ¿Conocen tus productos? ¿Han probado tu servicio antes? Estas y más preguntas puntuales te pueden ayudar a determinar el tipo de mensaje que debes difundir. 

Objetivos de los mensajes publicitarios 

Tradicionalmente, los objetivos de la publicidad se dividen en tres grupos. A continuación te explicaremos su función y a qué público va dirigido cada uno. 

  • Informar: Estos mensajes son sumamente llamativos para aquellas personas que no conocen tu negocio. En ellos se habla sobre el servicio o producto resaltando los beneficios del mismo. Es una alternativa ideal para aquellas empresas que se encuentran en sus inicios. Un ejemplo de este tipo de mensaje es: “Con aceite de argán y dos veces más humectación, nuestro acondicionador es la mejor alternativa para cabellos secos y sin brillo” 

Descarga la guía "El plan completo de marketing para tu centro de estética"
  •  
  • Persuasión: Los mensajes persuasivos buscan generar una acción en los clientes. Ya sea motivarlos a la compra, a la suscripción de un servicio o a probar un nuevo producto. Aquí se incluyen los mensajes promocionales y sirven para públicos enfocados en el precio o en aquellos que ya han tenido experiencias con tu marca. Un ejemplo de cómo poner esto en práctica es: “ Sentirse bella nunca había sido tan fácil, con ____ la satisfacción personal está más cerca que nunca”.

  • Recordar: Este objetivo está asociado con los clientes fieles y aquellos que ya han probado tus servicios. Le sirve a aquellas empresas que ya tienen tiempo en el mercado y quieren recordarle a sus usuarios que están presentes y siguen siendo la mejor opción dentro de su sector. Estos mensajes buscan resaltar su valor único en comparación con sus competidores. Una manera en la que se pueden transmitir este tipo de mensajes es con imágenes del producto o servicio que transmitan los valores propios de la marca. 

Dependerá de tu producto, de la etapa en la que se encuentra tu negocio y finalmente de tu audiencia la forma en la que decidas comunicarte. Sin embargo, siempre debe quedar claro el objetivo del mensaje publicitario a la hora de crear las piezas. El ensayo y error es una manera de conocer los gustos de tus clientes y saber el desempeño de los distintos formatos en un segmentos en particular.

En todo caso, lo que queda claro es que la comunicación es un aspecto que no se puede olvidar a la hora de hacer planes para tu futuro negocio, sobre todo en el caso de los negocios de belleza dada la gran cantidad de competidores existentes en el mercado y la necesidad de diferenciación.

Nueva llamada a la acción

Artículos Relacionados

1. Ejemplos de Folletos: Diferentes modelos y estilos

2. ¿Qué puedo hacer en mi negocio para atraer clientes?

 

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!