<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=111048919232485&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Blog AgendaPro Salud

Recetas médicas en la seguridad social (IMSS)

Las recetas médicas son documentos entregados por doctores en los que se especifican los medicamentos a ser utilizados, sus dosis y la duración del tratamiento. Si bien este principio se mantiene para todos los tipos de recetas hay algunas variaciones cuando hablamos de récipes como la receta médica del IMSS (México) o la receta resurtible. 

La receta resurtible es un tipo de récipe médico en el que emiten tres recetas, en una sola consulta, para disminuir la cantidad de  veces que debes asistir a consulta. Los pacientes se deben hacer chequeos cada trimestre cuando vayan a retirar las nuevas recetas y de esta manera el doctor puede estar monitoreando el estado de salud y cómo va avanzando con los medicamentos recetados. 

Sin embargo, al ser una herramienta que evita las ideas recurrentes a centros de salud hay una cantidad limitada de personas que pueden acceder a este beneficio. Para poder ser considerado un candidato a la receta médica del IMSS hay que cumplir con ciertos requerimientos de salud.

Descubre cómo migrar consultas presenciales a consultas online

¿En qué caso puedo tener una receta resurtible? 

Los casos en los que se puede aplicar a una receta médica del IMSS son limitados. Por los momentos, únicamente se consideraría si tienes alguna de las siguientes enfermedades: 

  • Hipertensión 

  • Artritis 

  • Dolor de espalda y cintura

  • Diabetes 

  • Enfermedades de la tiroide 

  • Asma 

  • Bronquitis 

  • Convulsiones 

  • Colitis

  • Enfermedades de la piel 

Aunque tengas alguna de las ya mencionadas condiciones, de igual forma debes tener la misma bajo control por un mínimo de 6 meses antes de ser considerado apto para este tipo de receta. La forma en la cual se puede determinar si una enfermedad está controlada, es por medio de la evaluación de un profesional de la salud y de la estabilidad del paciente en su vida regular. 

Si eres aceptado como candidato de la receta resurtible, deberás acudir cada tres meses a citas médicas en las cuales evaluarán tu progreso y luego podrás adquirir un trimestre más en récipes médicos. Es importante acotar que los medicamentos se deben recoger de forma mensual y en un plazo preestablecido, de lo contrario deberás asistir a otra consulta. En caso que la persona que necesite los medicamentos no pueda ir personalmente a recogerlos un familiar podrá llevar su receta y retirarlos por él. 

Por la naturaleza del programa hay condiciones que no se pueden considerar para este tipo de receta ya que necesitan supervisión médica constante. Igualmente hay algunos fármacos que no pueden ser recetados por esta vía puesto que cuentan con récipes especiales. 

Si bien la receta médica del IMSS hace más fácil la obtención de medicamentos a personas con ciertas condiciones, esto no debería ser una excusa para faltar a controles médicos en caso de sentir alguna molestia. 

Nueva llamada a la acción

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!