<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=111048919232485&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Blog AgendaPro

Métodos para el control de inventarios

Métodos para el control de inventarios

La mejor forma de garantizar el éxito de cualquier negocio es mediante el control. Si bien puede parecer riguroso o inflexible, un buen registro del inventario es menester para la evaluación de los objetivos y necesidades de nuestro negocio.

Asimismo, un inventario bien planificado y ejecutado te permitirá estar preparado ante casi cualquier adversidad del día a día. ¿Cuentas con suficientes productos para saciar la demanda de tus clientes? ¿Algún producto en específico no tuvo el éxito esperado? ¿Cuándo es el mejor momento del mes para reponer tu inventario? Estas y muchas preguntas más podrán ayudarte a que tu negocio de un paso al frente.

Es por eso que, en este artículo, te ofreceremos una guía sencilla sobre métodos para el control de inventarios. Así, no se te escapará ningún detalle la próxima vez que tengas que llevar registro de tus productos.

¿Qué es el control de inventarios?

El control de inventarios es la herramienta que te permitirá manejar eficientemente tu cadena de suministros. Así, siempre contarás con los productos deseados por tus clientes en el momento preciso, sin necesidad de hacerlos esperar por un envío o incluso perder ventas ante tus competidores.

Asimismo, el control de inventario también facilitará el uso eficiente de tus fondos, pues únicamente comprarás lo necesario; evitando así contar con un exceso de productos en almacenamiento. 

¿Qué debo esperar de un control de inventarios?

Un buen software de control de inventarios te ayudará a reducir costos, incrementar el flujo de caja, llevar registro de tus productos en tiempo real, e incluso anticiparte a la demanda de tus clientes.

¡Solicita una demo gratuita del software que automatizará tu negocio!

Además, te ayudará a prever escasez o exceso de productos, optimizar la organización dentro de tu almacén, y facilitará el proceso a tus empleados - o a tí mismo - para las futuras revisiones e inventarios. 

Temas a considerar:

  • Previsión: El historial de tus ventas en el pasado, así como el conocimiento de eventos futuros (por ejemplo, un local de comida en una ciudad que albergará un festival), te ayudará a anticiparte y contar con un suplemento adecuado de tus productos.

  • Método FIFO (First in-First out): El método FIFO parte de una premisa muy sencilla. Los primeros artículos que compraste deberán ser también los primeros que vendas al público. Esto se hace aún más importante cuando trabajamos con productos perecederos como comida o flores, o cuando los productos cuentan con garantías de fabricante por tiempo limitado.

  • Identificar artículos de poca venta: Si cuentas con mucho stock de un producto que no se ha vendido lo suficiente en los últimos 6 o 12 meses, es tiempo de considerar no reponer inventario de dicho producto.

  • Realiza auditorías: Incluso si cuentas con un software de calidad para realizar inventarios, el error humano siempre está presente. Por eso, es importante realizar una auditoría periódicamente para asegurarnos de que nuestros registros concuerden con el stock real de productos.

  • Contrata a un especialista: Contar con la presencia de un auditor o una persona encargada exclusivamente al manejo y control de inventario podría ahorrarnos muchos dolores de cabeza y garantizará la eficiencia del proceso.

  • Siempre cuenta con respaldos: Una de las claves del éxito de toda organización es la prevención. Es por eso que es importante utilizar softwares de control de inventarios basados en nube, de manera que podamos recuperar la información incluso si alguno de los dispositivos falla.

  • El método ABC: Muchos negocios utilizan este método para facilitar el manejo de su inventario. Con el mismo, separan sus productos en función de su valor dentro de tres categorías (A, B, o C). En la primera categoría encontramos solo el 10-20% de tu inventario, en la segunda el 30%, y en la categoría C el 50% restante.

El control del inventario es quizás la parte más odiada o temida de cualquier empleado o dueño de negocio pequeño, pero también es parte de la columna vertebral de todo negocio exitoso. Con estas recomendaciones, lo que podría ser una pesadilla e incluso forzarte a cerrar las puertas durante días se convertirá en una sencilla tarea más del día a día.

Claro está que, para optimizar el control de tu inventario, será recomendable asesorarte con colegas y expertos para adquirir el software personalizado que más se adapte a tus necesidades y las de tu negocio.

Todavía estás a tiempo  ¡Solicita tu demo con un clic!

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!