<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=111048919232485&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Blog AgendaPro

Servicios en la nube, conoce los tipos y ejemplos

servicios en la nube

Antes de la popularización de internet y del concepto “en la nube” para utilizar cualquier programa informático debíamos instalarlo en nuestra computadora, ahora con los servicios en la nube podemos acceder a una gran cantidad de aplicaciones y sistemas de gestión, solo con tener internet. Precisamente de los servicios en la nube te vamos a hablar en este artículo, para que te enteres cómo esto es algo que utilizas diariamente, aunque no te hayas dado cuenta de que lo estás haciendo.

¿Qué es un servicio en la nube?


El término "servicios en la nube" se refiere a una amplia gama de servicios que se prestan bajo demanda a empresas y clientes a través de Internet. Estos servicios están diseñados para proporcionar un acceso fácil y asequible a aplicaciones y recursos, sin necesidad de infraestructura o hardware internos (dentro de tu computador). Desde consultar el correo electrónico hasta colaborar en documentos, la mayoría de las personas utilizan los servicios en la nube durante la jornada laboral.


¿Cómo funcionan los servicios en la nube?


Los servicios en la nube están disponibles para los clientes desde los servidores de los proveedores, por lo que no es necesario que una empresa aloje las aplicaciones en sus propios servidores locales.


¿Cuáles son los beneficios de los servicios en la nube?


Las ventajas de utilizar servicios en la nube incluyen:
Escalabilidad
Dado que el proveedor de servicios en la nube proporciona toda la infraestructura y el software que se necesitan, no es preciso que una empresa invierta en sus propios recursos o asigne personal del área de tecnología de la Información (TI) adicional para administrar esos servicios. Esto, a su vez, facilita a la empresa escalar la solución a medida que cambian las necesidades del usuario, ya sea que eso signifique aumentar la cantidad de licencias, para adaptarse a una fuerza laboral en crecimiento o expandir y mejorar las aplicaciones mismas.
Costos reducidos
Muchos servicios en la nube se proporcionan mediante suscripción mensual o anual, lo que elimina la necesidad de pagar licencias de software locales. Esto permite a las organizaciones acceder a software, almacenamiento y otros servicios, sin tener que invertir en la infraestructura para que funcionen esos servicios o manejar el mantenimiento y las actualizaciones.
Mayor flexibilidad
Con los servicios en la nube, las empresas pueden adquirir servicios bajo demanda, según sea necesario. Si ya no hay necesidad de una aplicación o plataforma en particular, la empresa puede simplemente cancelar la suscripción o cerrar el servicio.


¿Qué tipos de servicios en la nube existen?


En general, existen tres tipos básicos de servicios en la nube:


• Software como servicio (SaaS)


El tipo de servicio en la nube más utilizado se conoce como software como servicio o SaaS. Esta amplia categoría abarca una variedad de servicios, como almacenamiento y respaldo de archivos, correo electrónico basado en la web y herramientas de gestión de proyectos.
Ejemplos de proveedores de servicios en la nube SaaS incluyen Dropbox, G Suite, Microsoft Office 365, Yahoo, Slack o AgendaPro. En cada una de estas aplicaciones, los usuarios pueden acceder, compartir, almacenar y proteger información en "la nube".


• Infraestructura como servicio (IaaS)


La infraestructura como servicio -o IaaS- proporciona la infraestructura que muchos proveedores de servicios en la nube necesitan para administrar las herramientas SaaS. Esta infraestructura se refiere a servidores virtuales, redes, sistemas operativos y unidades de almacenamiento de datos. Permite la flexibilidad, confiabilidad y escalabilidad que muchas empresas buscan con la nube y elimina la necesidad de hardware en la oficina. IaaS es un servicio de pago por uso y está disponible como infraestructura pública, privada o híbrida.
Ejemplos de IaaS son Amazon Web Services (AWS), Microsoft Azure y Google Compute Engine. Estos proveedores mantienen todos los servidores de almacenamiento y hardware de red y también pueden ofrecer equilibrio de carga, firewalls de aplicaciones y más. Muchos proveedores de SaaS conocidos se ejecutan en plataformas IaaS.


• Plataforma como servicio (PaaS)


El modelo de servicio en la nube conocido como plataforma como servicio, o PaaS, sirve como un entorno basado en la web donde los desarrolladores pueden crear aplicaciones en la nube. PaaS proporciona una base de datos, un sistema operativo y un lenguaje de programación que las organizaciones pueden utilizar para desarrollar software basado en la nube.
Muchos proveedores de IaaS, incluidos los ejemplos enumerados anteriormente, también ofrecen capacidades de PaaS.
Modelos de implementación en la nube
Hay tres tipos principales de entornos en la nube, también conocidos como modelos de implementación en la nube. Las empresas pueden optar por ejecutar aplicaciones en nubes públicas, privadas o híbridas, según sus requisitos específicos.


• Servicios de nube pública


Los servicios que un proveedor pone a disposición de numerosos clientes a través de la web se denominan servicios de nube pública. Los ejemplos de SaaS, IaaS y PaaS mencionados anteriormente brindan servicios públicos basados en la nube. El mayor beneficio de usar servicios de nube pública es la capacidad de compartir recursos a escala, lo que permite a las organizaciones ofrecer a sus empleados más capacidades de las que probablemente serían posibles si no estuvieran en la nube.


• Servicios de nube privada


Son los servicios que un proveedor no pone generalmente a disposición de todos los usuarios corporativos o suscriptores. Con un modelo de servicios de nube privada, las aplicaciones y los datos están disponibles a través de la propia infraestructura interna de una organización. La plataforma y el software sirven a una sola empresa y no están disponibles para usuarios externos. Las empresas que trabajan con datos altamente confidenciales, como las de las industrias de la salud y la banca, a menudo utilizan nubes privadas para aprovechar los protocolos de seguridad avanzados y ampliar los recursos en un entorno virtual según sea necesario.


• Servicios de nube híbrida


En un entorno de nube híbrida, una solución de nube privada se combina con servicios de nube pública. Este arreglo se utiliza a menudo cuando una organización necesita almacenar datos confidenciales en la nube privada, pero quiere que los empleados accedan a aplicaciones y recursos en la nube pública para la comunicación y la colaboración diarias.
A medida que la disponibilidad de los servicios en la nube continúe expandiéndose, también lo harán sus aplicaciones dentro de las empresas. Ya sea que una organización opte por ampliar las implementaciones de software existentes en las instalaciones o pasar el 100% a la nube, estos servicios seguirán simplificando la forma en que las empresas entregan aplicaciones y datos a sus empleados.


¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!