<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=111048919232485&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Blog AgendaPro Estética

Tipo de Cliente: Identifícalo y fidelízalo

Ofrecer un buen servicio es primordial para mantener relaciones cordiales y duraderas con nuestros clientes. Sin embargo, la manera más efectiva de fidelizar a nuestros consumidores es identificar el tipo de cliente que son y brindarle servicios que se adecúen a sus necesidades. 

Todas las personas entran dentro de unas categorías predeterminadas según la forma en la que actúan, los servicios que necesitan y la frecuencia con la que van a un local. Es importante recordar que los consumidores pueden pasar de un grupo a otro según las modificaciones de su comportamiento. 

En todo caso, debes identificar tu cliente ideal y definirlo. Esto se realiza previamente a través de tu plan de marketing de negocio. Definir a tu cliente ideal no solo te permitirá ejecutar mejores estrategias sino, también, diferenciarte entre tus competidores, pues podrás conocer a fondo su comportamiento y cómo aproximarte de manera adecuada.

A continuación, te contamos cuáles son los tipos de clientes y cómo puedes fidelizarlos de acuerdo a su comportamiento:

¿Cómo reconocer mi tipo de cliente? Tipos de clientes y sus características

La forma más fácil de identificar nuestros consumidores es observando su comportamiento de compra. Sobre la base de esto los podemos dividir en distintos grupos según sus objetivos.

Descarga la guía "¿Cómo fidelizar a los clientes de tu estética?"

  • Enfocados en el precio: Son aquellos clientes que lo más importante para ellos es obtener el producto al menor precio posible. No tienden a fijarse en la calidad del servicio o en los beneficios únicos en comparación con la competencia. Son personas difíciles de convertir en clientes fieles a menos que el valor de la empresa esté centrado en ofrecer precios más competitivos que el resto del mercado.

  • Enfocados en la relación: Son consumidores que les importa más la relación que tienen con el proveedor. Al estar motivados por relaciones tienden a convertirse en consumidores fieles. Se fijan en que la experiencia los haga sentir únicos y es por ello que toman la decisión de compra. 

  • Motivados por el impulso: Son aquellos clientes que compraron un producto por impulso momentáneo, no tienden a ser consumidores fieles de la marca pero si se pueden convertir en clientes frecuentes.

  • Impulsados por necesidad: Son los consumidores que adquieren el producto de forma racional basado en una necesidad que tienen que satisfacer.  Buscan la opción más rápida y sencilla de cubrir con el deseo instantáneo. 

Luego de identificar cuáles son los clientes más frecuentes de tu negocio puedes comenzar a hacer planes enfocados en la fidelización de cada uno. Todos los grupos tienen sus propios obstáculos pero las recompensas de tener estrategias especializadas para cada cliente serán visibles en poco tiempo. 

Planes de fidelización según cada tipo de cliente 

Cuando ya definiste tu tipo de cliente debes considerar los próximos pasos. Recuerda que cada grupo tiene sus propias necesidades y por ende necesitará estrategias enfocadas en satisfacer sus deseos. 

Para consumidores cuyo mayor enfoque es el precio lo que dará más frutos serán promociones y descuentos. Se sentirán atraídos hacia la posibilidad de ahorrar dinero por el mismo producto. Son clientes difíciles de convertir en fieles puesto que siempre estarán buscando el lugar con los precios más bajos. Si tu estrategia de negocio no es ofrecer los mejores precios del mercado quizás este grupo no sea en el que debes centrar tus esfuerzos. 

Por otro lado, los clientes centrados en la relación con el local tienen la necesidad de sentirse especiales y únicos. Para ellos el trato individual y personalizado es lo primordial. Se sentirán atraídos hacia estrategias basadas en sus necesidades personales, quizás campañas en las que se tome en cuenta sus opiniones como consumidor. Además son más propensos a comprar productos que están hechos pensados principalmente en ellos. Pequeños esfuerzos como mensajes personalizados, servicios creados según sus recomendaciones valdrán mucho para este tipo de consumidor. 

De igual manera, las personas que compran por impulso pueden convertirse en clientes fieles si el producto que consumen les llama la atención la primera vez. Para esto es fundamental llamarles la atención desde un principio y diferenciarse de los competidores. Se pueden convertir en clientes fieles con estrategias basadas en exaltar el valor único de los productos, para lo cual será clave tu elemento diferenciador.

Para aquellos clientes cuya motivación principal es la necesidad es fundamental hacerlos ver que el producto que están adquiriendo se puede convertir en un mecanismo para satisfacer sus deseos. Es primordial que la compañía se posicione como fundamental dentro de su vida, más allá de un lujo o algo de lo cual puedes prescindir. 

En suma, cada negocio tiene formas específicas en las cuales puede aplicar estrategias de fidelización según los tipos de clientes que atrae. En el caso puntual de las estéticas todas estos planes se pueden ejecutar tomando en cuenta los servicios únicos que ofrecen.

Es importante aprovechar las características únicas de cada rama a la hora de presentarle a los clientes ofertas y experiencias. Además, es valioso tener un sistema de datos en el que se puedan agrupar la información personal de cada consumidor y de esa forma alcanzar aquellos interesados con las estrategias ideadas para su grupo predeterminado de clientes. 

Nueva llamada a la acción

Artículos Relacionados

1. 5 consejos para mejorar la gestión de una clínica estética

2. Tarjetas de fidelización para tu estética. Aprende a fidelizar a tus clientes.

3. 5 tips para llenar la agenda de tu centro de estética.

 

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!