<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=111048919232485&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Blog AgendaPro

Reglamento de un salón de belleza

Las reglas de su centro de belleza vienen con un conjunto de normas que definen restricciones y procedimientos con respecto al comportamiento del cliente. 

Establecer una serie de reglas y familiarizarlas con los clientes les permite garantizar un entorno seguro, bien organizado y justo con todos, que no sólo lo beneficiará a usted y a sus empleados, sino también a sus clientes. 

Las reglas centrales pueden garantizar la rentabilidad de la empresa, reducir significativamente el riesgo de inconvenientes, proporcionar a sus empleados procedimientos a seguir y, en última instancia, ahorrarle a usted y a su equipo muchos nervios y presión.

¿Cómo debes escribir y mostrar las normas de tu salón? ¿Y cómo puedes hacer que tus clientes las cumplan?  A continuación te daremos algunos tips para guiarte:

Reglamento sobre los retrasos en tu salón de belleza

El retraso de la hora de llegada de un cliente podría afectar las citas para la mayoría de los salones de belleza, pero si el cliente se retrasa más de 15 minutos puede suponer un problema y alterar toda la agenda de ese día. El estilista tiene que estar a la espera, sin poder realizar ningún tipo de trabajo hasta que llegue el cliente y el tiempo previsto para el servicio se reduce notablemente. 

Estos retrasos son un problema, pues se tendría que realizar el servicio apresurado para terminar a la hora prevista porque hay un cliente esperando o, lamentablemente, se tiene que retrasar la siguiente cita.

Entonces, para evitar este tipo de inconvenientes, establece una política de retrasos en tu centro. Te damos un ejemplo:

“Para evitar situaciones incómodas y  respetar el tiempo de nuestros clientes y de nuestro personal, le pedimos que llegue puntualmente a su cita. Aquellos clientes que lleguen con más de 15 minutos de retraso a su cita, lamentablemente no serán atendidos. Disculpen las molestias”

Reglamento de cancelación para citas en salones de belleza

Hay algo peor que la cita tardía de un cliente: cancelación en el último minuto. Las cancelaciones de última hora te hacen perder dinero porque no te dan el tiempo suficiente para llenar los vacíos que crean en la agenda. 

Inevitablemente, algunos clientes tendrán que cancelar sus citas, lo que no supone ningún problema, siempre que informen en un plazo razonable. Para evitar problemas de cancelación de última hora, le recomendamos que implemente la siguiente política de cancelación:

"Entendemos que ocurrirán emergencias e imprevistos. Si necesita cancelar una cita, solo requerimos que nos notifique con al menos 24 horas de anticipación para cancelar la cita. Para mantener el funcionamiento normal del centro, esos clientes que cancelen una cita con 24 horas de anticipación se cobrará un recargo del 50% de la tarifa de servicio para la próxima cita”

Reglamento sobre citas olvidadas por parte de los clientes

Esto puede ser un problema constante y la pesadilla de todo dueño de un salón de belleza. Las citas olvidadas pueden ocasionar grandes inconvenientes y una gran frustración, ya que generan un hueco en la agenda sin tiempo para reaccionar e intentar llenarlo con otro cliente. La solución más recomendable para evitar estos casos, es usar un programa de gestión que envíe recordatorios automáticos de cita a los clientes con 24 o 48 horas de antelación para recordarles su cita. Con esto, las citas olvidadas por clientes podrían reducir un 70% y podrás evitarte molestias.

 Para esto también te recomendamos  establecer normas. Te damos un ejemplo:

“En caso de faltar a su cita sin previo aviso, no se le permitirá reservar de nuevo una cita a menos que abone por adelantado el 100% del valor del próximo servicio reservado”.

Derecho a rechazar el servicio

Aunque no siempre se aplica y normalmente se pasa por alto, es importante reflejar esta regla por escrito. Recuerda que siempre tendrás derecho a decir "no" a los clientes. El negarse a prestar un servicio a los clientes puede deberse a algunas razones: mal comportamiento, su salud puede ponerlo en riesgo, no puede predecir el efecto del tratamiento, entre otros factores que puedan ser perjudiciales. Para esto te damos un ejemplo:

"Nuestros empleados tienen derecho a negarse a prestar servicios a cualquier persona cuya mala conducta o condición de salud pueda afectar la eficacia del servicio” 

Normas de centro de estética adicionales

  • Sanidad

Los salones deben tener vigente su tarjeta de calificación de sanidad (distribuida después de una inspección por parte de la Junta Estatal de Examinadores) en todo momento. También es importante que mantengan los estándares de saneamiento, los cuales incluyen el lavado de manos entre los clientes, deshacerse de los artículos ya usados, como paños de cera y desinfectar las herramientas de uso continúo inmediatamente después de utilizarlas.

El salón también debe contar con un baño público cuidado, limpio y funcional, con agua caliente y fría. Los empleados de sanidad (que suelen hacer visitas anuales) también examinan la ventilación en el lugar, el exceso de material en la zona de trabajo, si los artículos están bien tapados y cerrados, la disponibilidad de materiales de primeros auxilios y la apariencia general del salón.

  • Permisos

Los estéticos, técnicos de uñas y cosmetólogos deben tener licencia. Las personas interesadas en trabajar en estos campos profesionales, deben asistir a una escuela de capacitación en belleza por 1.500 horas (cosmetología), 300 horas (manicura) o 600 horas (esteticista) obligatoriamente. 

Luego de obtener la licencia y tenerla en vigencia, los empleados del salón están obligados a tomar ocho horas de educación continua cada año, incluyendo temas como los fundamentos de la salud y seguridad, el arte de la belleza profesional, teoría y corrección del color del cabello, diseño de gel rosa y blanco y cuerpos desnudos: el arte de la depilación completa. 

Los empleados de un salón que se trasladan a otro estado, no están obligados a tomar los cursos de nuevo, siempre y cuando su licencia esté actualizada y no tengan acciones disciplinarias pendientes. Ésta debe estar expuesta siempre en el lugar de trabajo.

Reglas post-pandemia en un salón de belleza

La llegada del COVID-19 nos ha afectado a todos, también nos ha obligado a tomar ciertas medidas de restricción para así proteger nuestra salud y la de nuestros clientes, por eso a continuación te mostraremos algunas medidas de bioseguridad  que debes tomar en cuenta a la hora de trabajar en tu salón de belleza.

  • Dependiendo de cuan espacioso sea tu salón de belleza, podrás calcular cuántas personas podrás admitir en tu lugar de trabajo. Por ejemplo, si tu salón cuenta con un gran espacio puedes admitir un máximo de 10 personas, pero si es un lugar no tan espacioso es recomendable admitir como  máximo 5 personas.

  • Tanto los empleados como los clientes deberán usar mascarilla

  • Luego de utilizar cualquier tipo de suministro es importante desinfectarlos y los que sean desechables no reutilizarlos

  • Después de tener contacto con cada una de las personas desinfectarnos nosotros.

  • Desinfectar nuestro lugar de trabajo.

Establecer  reglas bien escritas en tu salón de belleza pueden ayudarte a solventar fácilmente algún inconveniente que se pueda presentar. Recuerda colgar tus reglas en un lugar visible en tu centro y también en tu página web y redes sociales para que tus clientes las lean.

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!