coronavirus centro medico

Es muy difícil para un médico y en general para todos los profesionales del área sanitaria, no querer estar metidos de cabeza en un hospital, tratando de aliviar a cientos de miles de personas que hay en el mundo, contagiadas de COVID-19.

La vocación médica significa una disposición constante, permanente del ánimo hacia las disciplinas médicas. Con gran interés científico, con un alto grado ético en el ejercicio de la profesión para el bien de nuestros semejantes y de la comunidad. Vocación es el más profundo sentimiento de saberse y sentirse responsable de calmar el sufrimiento de los enfermos.

Ya que la vocación del médico es un “SERVICIO” que debe prestar con inteligencia y sentimiento para lograr cumplir su misión, en esta época de pandemia los profesionales de la salud que no estén asignados a guardias hospitalarias, deben también tomar medidas de prevención para evitar la propagación del virus.

Primero que todo cuidarse a sí mismos y a sus familiares. Velar por la seguridad del personal que tengan a su cargo (enfermeras, médicos, personal administrativo y obrero). En este contexto donde el distanciamiento social es vital, las redes sociales se convierten, una vez más en grandes aliadas para acortar distancias y mantener el contacto.

En este artículo queremos darle algunos consejos para mantener sus centros médicos operativos y al servicio de la gente, en medio de la cuarentena.

Redes sociales:

La comunidad médica y por extensión el sector sanitario en general es uno de los colectivos que tiene una presencia muy potente en Redes Sociales.

Para este gremio es una fuente enorme de conocimiento y las redes sociales para médicos se han convertido en herramientas de trabajo y colaboración en su día a día.

Cada vez es más habitual para los internautas buscar información especializada en temas médicos no solo en Google sino en las redes sociales también.

Primero que todo debes crear un grupo de WhatsApp donde puedas comunicarles a tus pacientes la nueva forma de trabajo durante la cuarentena. A través de este chat podrás informar en qué redes sociales están activos e indicar sus usuarios para que vayan directamente a seguirlos.

A través de estos grupos puedes crear consultas virtuales. Estableciendo horarios de atención e indicando el protocolo de consulta en caso de una emergencia. El servicio de consultas puede ser por video llamadas, mensajes o llamadas directas. Puedes utilizar Agendapro para organizar todas las consultas de una manera organizada, las que ameritan ser presenciales pueden establecerse con espacios de tiempo suficiente para que no haya congestión de pacientes. Y las remotas puedes organizarlas para gestionar todo desde una sola plataforma.

En Instagram y Facebook puedes aplicar, básicamente, la misma metodología. Lo importante es adaptarse a cada red social (ya sabes que cada una tiene sus particularidades).

Facebook es un canal de comunicación que está muy presente en el mundo de la medicina.

Los grupos privados son una herramienta muy potente tanto para médicos como para pacientes que encuentran un punto de conexión.

En Twitter aprovecha las etiquetas o hashtags para ayudar en consultas genéricas y crea tus propias etiquetas para que tus pacientes puedan encontrarte y aprovechar tus recomendaciones.

En todo caso, el punto central de todas estas estrategias es evitar el contacto. En este momento existe mucha incertidumbre, la gente comienza a somatizar enfermedades que no tiene. Es por ello, que es muy importante que los pacientes tengan una atención previa (en este caso remota), antes de acudir a un centro médico, ya que de esta forma se evita el colapso de los mismos.

Es en este momento en el que debes actuar, te aseguro que aliviarás mucho trabajo a los médicos que luchan en los hospitales. Gran cantidad de gente llega con síntomas de cualquier otra enferma o simples resfriados y restan atención a la gente que de verdad la requiere.

Lleva un control de las consultas virtuales que realices y hazle seguimiento a quienes presenten síntomas propios del virus. Por supuesto, cuando lo consideres necesario, haz una consulta personal para determinar la condición del paciente y concluir si debe acudir o no a un centro médico.

Puedes ser fuente de información veraz y crear campañas de concientización para que todos acaten la cuarentena y tomen las medidas higiénicas necesarias. Hazle saber a tus pacientes que no los has abandonado, mantente activo en las redes, además así te recordarán cuando todo pase.

¡Recuerda que solamente estando sanos podemos ser útiles a otros! Cuídate. #quédateencasa

Artículos Relacionados

1. ¿Cómo realizar una historia clínica?

2. Todo sobre las recetas médicas.

3. Beneficios de una agenda online en el área de la Salud.

Por El Equipo de Redacción de Agendapro en marzo 24, 2020

Déjanos tu comentario